Delicioso despegue del Reus

Hockey. Los rojinegros golean al Noia (6-2) con una actuación colectiva convincente y se estrenan con victoria ante sus aficionados

Marc Libiano

Whatsapp
Foto: Alba Mariné

Foto: Alba Mariné

No es un secreto que el hockey actual premia a los especialistas, sobre todo a aquellos que dominan el arte de la pelota parada. Marc Julià lo confirmó en un arranque demoledor del Reus, arropado por la eficacia del ligero atacante desde la posición de falta directa. La puesta en escena elevó la delicadeza de Julià para convertir en oro dos lanzamientos casi consecutivos. Àlex Rodríguez y Romà Bancells provocaron azules a Esteller y Pujadas y el Reus arañó una ventaja casi definitiva en el partido que le estrenaba ante el Noia, rival a la par, también con etiqueta de Liga Europea.

Alba Mariné

Las ejecuciones de Julià contaron con un cierto parecido. Abundancia de ganchos y en el segundo intento, con remate a media altura. El 2-0 consolidó al Reus, que se desbocó en el primer tiempo. Lejos de especular con el botín, los de Garcia exhibieron vértigo en su juego. Fueron verticales y dinámicos no sólo en sus ataques, hicieron de la intensidad su mayor rasgo defensivo.

El Noia no se noqueó a pesar de los golpes, quiso reponerse con el ADN que de rebelión constante que le imprime su técnico Ferran López, pero cuando quiso darse cuenta le habían desnudado otra vez. Garcia armó pronto la rotación del Reus, con Romà Bancells y Pablo Nájera desde el oxígeno de refresco. Le funcionó. Los dos se asociaron en una transición de apariencia estéril. La certificó Romà con el libreto en mano. En la sencillez de su maniobra encontró la contundencia. El 3-0 presagiaba fuegos artificiales, pero el rival no plantó la bandera blanca de la rendición.

Alba Mariné

Ballart redujo distancias antes del respiro con un remate casi imposible que perforó a Càndid, inmenso en los minutos de la verdad. Ya en el desenlace sujetó al Reus en una falta directa tras azul a Bancells. En la acción posterior y con inferioridad, Àlex Rodríguez, en una aventura casi utópica modificó el estado de ánimo del partido. Batió por bajo a Zapater y casi resolvió el partido. Todo lo que vino después tuvo mucho que ver con una gestión cerebral coherente de los de Garcia. Ni siquiera el 4-2 de Pujadas les alteró.

Incluso Marín recogió su gol de costumbre en la recta final, también desde el punto del tiro directo. Anduvo más comedido el reusense en su reestreno en partido oficial en el templo Como más maduro. Nadie sospecha, eso sí, de que su hockey ingenioso y eléctrico aparecerá más pronto que tarde. Antes del sexto de Marín, Àlex, a un nivel astral durante la noche, redondeó el delicioso despegue del Reus.

Reus Deportiu. Càndid, Àlex Rodríguez, Marín, Marc Julià y Salvat. También jugaron: Bancells y Nájera.
Noia Freixenet.Zapater, Costa, Manrubia, Pujadas y Esteller. También jugaron: Ferrer, Ballart, Salvadó.
Goles. 1-0, Julià (2’), 2-0, Julià (4’), 3-0, Bancells (11’), 3-1, Ballart (18’), 4-1, Àlex Rodríguez (28’), 4-2, Pujadas (34’), 5-2, Àlex Rodríguez (44’), 6-2, Marín (49’).
Árbitros. Díaz y González. Azules para Bancells y Marín, del Reus, y para Esteller y Pujadas del Noia.

Temas

Comentarios

Lea También