Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Desafío sobre el asfalto

La vallense Marta Galimany se prepara a fondo para los Juegos. Será su octava media maratón, y la primera en casa

Francesc Joan

Whatsapp
Marta Galimay, entrenando por el Passeig de l’Escullera de Tarragona. FOTO: Jordi Toda

Marta Galimay, entrenando por el Passeig de l’Escullera de Tarragona. FOTO: Jordi Toda

Marta Galimany (Valls, 32 años) no pierde la sonrisa. Apenas se acuerda ya del tremendo disgusto que supuso para ella quedarse fuera del Mundial de media maratón de Valencia a causa del gravísimo error de la Federación Española de Atletismo en cuanto al número de atletas que podía inscribir.

La fondista le busca la parte positiva a todo aquel asunto: ese 25 de marzo tomó parte en la carrera popular en la capital del Turia, la Mass Race, y su crono, de 1 hora, 13 minutos y 13 segundos, le permitió conseguir su plusmarca personal.

Y también el pasaporte para los Juegos Mediterráneos gracias a esa marca que la situó como la segunda mejor española del año en los 21.097,5 metros.

Todo un premio para Marta que estos días se prepara a conciencia para la prueba tarraconense, programada para el 30 de junio. Será su primera Mitja Marató en Tarragona. Podría sonar a raro en una competición tan arraigada en la ciudad, pero la vallense únicamente lleva compitiendo en esta distancia desde 2016, cuando se estrenó en el Campeonato de España de Santa Pola (1.13.37 h.). 

Tan bien le fueron las cosas que a la primera obtuvo plaza para el  Mundial de Cardiff, donde fue la mejor representante de las atletas nacionales. Luego corrió las medias de  Granollers, Melilla, Austria, Barcelona, y Valencia. 

La de los Juegos Mediterráneos será la octava media maratón de su trayectoria, pero quizás la que más le ilusiona. Por ser su carrera más próxima, por correrla en casa, ante sus familiares y amigos, y porque le encantaría  acabar en el podio con una medalla colgada del cuello.

Marta Galimay, entrenando por el Passeig de l’Escullera de Tarragona. FOTO: Jordi Toda

Nuevos entrenamientos

Nada descabellado tratándose de Marta. Sus ganas son máximas, hasta el punto que incluso en las últimas semanas ha reducido su jornada laboral en la empresa de estudios geotécnicos donde trabaja (es ambientóloga de profesión) para poder intensificar sus entrenamientos. Su entrenador y pareja, Jordi Toda, también ha buscado motivaciones para ella con novedosos y encantadores escenarios para sus entrenamientos en el Delta del Ebre, lejos de Valls.

Una válvula de escape para Galimany, a quien le encanta correr enmedio de la naturaleza y al aire libre. Sin embargo tampoco ha perdido de vista el recorrido por donde discurrirá la media maratón de los Juegos Medierráneos. Aunque el tráfico rodado le impide completarlo, a menudo suele correr por el Passeig de l’Escullera de Tarragona.

«Cuando empiezas a correr desde la plaza Imperial Tarraco -punto de salida de la prueba- y encaras la zona portuaria el viento pica, y cuando regresas hacia la anilla -escenario de la llegada- el recorrido hace subida», explica, aunque tiene claro que ese día «lo menos importante de la carrera será conseguir una buena marca y sí en cambio utilizar la estrategia para alcanzar un buen resultado».

No va a ser fácil conseguir el podio ya que numerosas atletas con marcas similares y también mejores perseguirán su mismo sueño, caso de las turcas, marroquinas, francesas o italianas. Marta, sin embargo, no le teme a absolutamente ninguna de ellas. Un desafío más.

Un inicio atlético muy tardío

Aunque a los diez años se inició en la escuela de atletismo del Patronat d’Esports de su Valls natal, Marta Galimany aparcó temporalmente este deporte para dedicarse a los estudios.

No fue hasta los 20 cuando volvió a practicarlo y a engancharse definitivamente a él. Desde entonces la pista de El Fornàs se ha convertido en su segunda casa. Allí acostumbra a ser fácil encontrarla, ahora preparando la inminente media maratón de los Juegos Mediterráneos de Tarragona o el próximo maratón del Europeo de Berlín, su otro gran objetivo de esta temporada (está preseleccionada). 

Su estado de forma es envidiable. Este domingo ganó la cursa Barça, el club al que pertenece. Una clásica más en su poblado palmarés.

Temas

Comentarios

Lea También