Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

Descenso total para el CF Reus

La Federación Española acaba por descender al equipo a Tercera porque no dispone del dinero para completar la inscripción ni para saldar la deuda con los jugadores y técnicos de la pasada temporada

Marc Libiano

Whatsapp
Descenso total para el CF Reus

Descenso total para el CF Reus

La Federación Española ha decidido eliminar al CF Reus de la Segunda B debido a que no dispone del dinero para completar la licencia de 400.000 euros que exige el ente y del dinero para saldar las deudas que tiene pendientes con jugadores y técnicos de la pasada temporada. El Reus debe abonar todo lo que debe a los futbolistas profesionales que tenía en plantilla la pasada temporada antes del 30 de julio. De igual forma para fichar un entrenador debe liquidar al de la pasada temporada antes, en este caso Xavi Bartolo, y todavía no lo ha hecho. El descenso a Tercera División completa la fase de descenso administrativo por deudas. Dos categorías. El filial podría salir en Primera Catalana, pero veremos qué escenario se abre ahora en la Sociedad Anónima Deportiva, metida en pleno concurso de acreedores.

La Federación Española ha emitido un comunicado este mediodía confirmando el descenso total del CF Reus a Tercera División. En el escrito confirma que la SAD rojinegra había pedido una semana más de plazo para conseguir los más de 200.000 euros que le faltaban para completar la licencia.

El administrador concursal, David López, ha estado esta mañana en las instalaciones de la Federación para intentar salvar la situación. Se esperaba que el todavía propietario, Clifton Onolfo, aportara la cantidad para terminar de pagar el aval, pero no lo ha hecho. David López había abonado la pasada semana 150.000 euros a la Federación Española y eso permitió que el Reus fuera incluido en el sorteo del calendario oficial y que le guardaran su plaza hasta este mediodía.

La situación es delicada para la SAD, repleta de deudas y con el equipo en Tercera División, sin posibilidad de generar demasiados recursos económicos. En todo caso, la renuncia a la Segunda B era una posibilidad que se había contemplado para evitar el derroche económico que supone militar en la categoría de bronce. En Tercera, los gastos se reducen mucho y eso permitiría iniciar un proyecto desde cero.

Temas

Comentarios

Lea También