Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Baloncesto #Tiempo muerto

Diversión como filosofía

Un grupo de amigos de Reus fundó el año pasado el CE Ferro, heredero del CE Despertaferro y, a su vez, el club federado más reciente de la demarcación

Shaila Cid

Whatsapp
Imagen de algunos de los miembros  del equipo de  territorial del Club Esportiu Ferro. Foto: cedida

Imagen de algunos de los miembros del equipo de territorial del Club Esportiu Ferro. Foto: cedida

Es posible que en más de alguna ocasión nos topemos con un club deportivo que se ha creado meramente para el esparcimiento y sin ninguna intención de ir subiendo de categoría en categoría. Al fin y al cabo, ¿la diversión no es uno de los grandes valores del deporte? Es el caso del Club Esportiu Ferro, que crearon en agosto del año pasado un grupo de amigos de Reus con la única ambición de disfrutar jugando a baloncesto.

El CE Ferro es la entidad más reciente de la provincia de Tarragona inscrita en la Federació Catalana de Bàsquet, pero ya contaba con una experiencia previa. Se trata de un proyecto que es la continuación del antiguo Club Esportiu Despertaferro, que se creó en el año 2000 de la mano de un grupo de amigos de Reus. La sección de baloncesto no se fundó hasta el 2007, con gente de otros equipos de la capital del Baix Camp que se animó a participar en el proyecto. Los primeros años fueron complicados pero, poco a poco, la iniciativa fue despegando.

Finalmente, el factor económico afectó al Despertaferro y sus distintas secciones deportivas fueron desapareciendo progresivamente. La de baloncesto fue la última en perecer. Pero los antiguos jugadores decidieron seguir, aunque bajo un nuevo nombre. Por cuestiones burocráticas tuvieron que cambiar su denominación y crearon una nueva entidad, el Club Esportiu Ferro. Por el momento, el club sólo cuenta con la sección de baloncesto y tiene su sede en el pabellón Ciutat de Reus, en el barrio Gaudí.

Actualmente, tiene 22 integrantes que son los que se encargan de gestionar la entidad. Ellos mismos también se preocupan de autofinanciarse. Uno de los representantes del club es Eduard Borràs Alonso, que es el presidente, capitán y juega de base. «Somos el grupo de amigos de siempre que llevamos muchos años jugando juntos», comenta. Sólo disponen de un equipo que compite en dos ligas: en Primera Territorial, que es la misma categoría en la que jugaban con el CE Despertaferro; y en la Lliga All Star de la ciudad, organizada por el departamento de Reus Esports i Lleure. Algunos de los 22 miembros del Club Esportiu Ferro juegan en ambas ligas, mientras que otros sólo en una de ellas.

La filosofía del conjunto reusense es «jugar y pasárnoslo bien, ya que somos muy amateurs», asegura Eduard. Para ellos, la libertad que les da jugar en este tipo de equipos lo es todo, ya que no están ligados y su compromiso no tiene que ser del 100%. «Buscamos diversión y que haya buen rollo en el equipo», señala. Tanto él como sus compañeros tiene sus compromisos laborales y personales, por lo que no se plantean que el equipo aspire a subir a un nivel más profesional.

Sobre el futuro de la entidad, tienen claro que «queremos continuar y que cuando se acabe se acabará», confiesa el presidente. Aunque no tienen planeado que el club aumente el número de equipos ni empezar a formar cantera de básquet base, a Borràs y los suyos les encantaría «que hubiera continuidad por muchos años». Sabe que eso depende «de que cuando nosotros nos vayamos haya gente joven que quiera continuar el proyecto», declara el capitán.

Por el momento, todos siguen con la voluntad de continuar hacia adelante. Y es que a veces hay que recuperar los valores más fundamentales del deporte, y entre ellos, uno de los más importantes es la diversión. Y eso el Club Esportiu Ferro lo tiene bien claro.

Temas

  • DEPORTES

Lea También