Deportes Fútbol

Doctor Ribelles

El valenciano regresó al once del Nàstic ante el Cornellà como centrocampista, una posición que se asemeja a la tarea de cirujano en medicina de la que es titulado

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
El grana Ribelles. FOTO: DT

El grana Ribelles. FOTO: DT

Toni Seligrat modificó piezas en el primer once del Nàstic de 2021, el que se enfrentó al Cornellà en el Nou Estadi. Para suturar al equipo en el centro del campo volvió a utilizar al valenciano Javi Ribelles (Paterna, 1992), un centrocampista de corte defensivo que compartió tarea con Tienza y Bonilla. Ribelles compareció de nuevo en la vanguardia dispuesto a demostrar que puede disponer de protagonismo en un plantel extenso, de enormes posibilidades y variantes.

El Nàstic, con el valenciano al mando de las operaciones, exhibió un primer tiempo muy interesante, aunque una tarjeta condicionó a Javier, que necesitó sujetarse. Cerca de los 60 minutos de crono, Seligrat decidió sustituirle por Fullana, un mediocampista más ofensivo, en busca del empate. El partido ya se encontraba en la fase del 1-2.

El juego de Javier Ribelles, que decidió fichar por el Nàstic hace justo un año pagando su propia cláusula a los Unionistas de Salamanca, no levanta alboroto, no entra rápido por los ojos. Domina el trabajo de la intendencia. Es un doctor silencioso, un cirujano perfecto para coser cualquier vía de escape en el entramado defensivo grana. Esa labor dispone de ciertas similitudes con su vocación profesional. Doctor en medicina titulado, Javier comparte su actividad deportiva con las prácticas curriculares del Máster de Medicina Estética.

El futbolista de Paterna ha completado hasta el momento seis apariciones vestido con la camiseta grana esta temporada, cuatro de ellas acomodado entre los once elegidos por su entrenador. Convive con Tienza, Miranda y Fullana como inquilino de una sala de máquinas cambiante hasta el momento. Solo Miranda, si se encuentra apto, parece contar con el beneplácito absoluto de Seligrat, que elige en función de las características de cada partido.

Mientras cada mañana se vacía para ganarse un rol de importancia en el Nàstic, Javi Ribelles desconecta del fútbol con formación constante relacionada con su futuro profesional, siempre ligado con la medicina. Después de completar la parte teórica del máster y realizar el TFM sobre el «Plasma rico en plaquetas y sus principales aplicaciones en medicina estética como la alopecia, envejecimiento o cicatrización», el doctor grana afronta el final de esta especialización con las prácticas curriculares necesarias. Y las cursa en la Clínica Odita.

La medicina estética se ha convertido en otra de las inquietudes del futbolista, que no solamente ha centrado su vida en la pasión que siente por la pelota, también ha encaminado su porvenir con estudios superiores y una capacidad de aprendizaje constante. Con 28 años, Ribelles disfruta de la plenitud futbolista y completa los estudios para abrirse camino paralelo en la sanidad.

El sueño del ascenso con el Nàstic consolidaría una relación idílica con Tarragona, cuando se cumple un año de su llegada a la ciudad. El de Paterna renunció al confort que sentía en los Unionistas de Salamanca para apostar por un proyecto ambicioso y de crecimiento constante.

El cirujano grana no solo ejerce en su horario de prácticas. Sobre el césped del Nou Estadi también sutura las heridas del equipo cuando resulta necesario.

Temas

Comentarios

Lea También