Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Duelo de genes en Francia

La previa | Carles y Álex Rodríguez protagonizarán, en el Dinan Quevert-Reus de Champions, un cara a cara peculiar. Formados en la cantera del Voltregà, son el mediano y el pequeño de una saga que completa Dani

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
El rojinegro Alex Rodríguez, junto a su hermano Carles, ayer por la tarde. FOTO: CEDIDA

El rojinegro Alex Rodríguez, junto a su hermano Carles, ayer por la tarde. FOTO: CEDIDA

Amedia tarde se citaron en las calles de la localidad francesa de Quevert los hermanos Rodríguez. Carles y Álex son el mediano y el pequeño de una saga con recorrido en el hockey catalán. La completa Dani, el mayor de los Rodríguez, que ahora viste la camiseta del histórico Voltregà. En Sant Hipòlit se encuentran sus raíces. Se da la circunstancia que Dani también ejerce como representante de Álex. Él llevó las negociaciones con el Reus este verano. También alcanzó un acuerdo con el Barcelona para romper el contrato de vinculación que mantenía a Álex sin poder de decisión.

El Reus aterrizó el mismo viernes por la mañana en Francia para poder probar pista y quedar concentrado en un hotel de la ciudad. En el tiempo libre que quedó, los Rodríguez charlaron con un café repleto de nostalgia, antes de esa batalla europea, en la vieja Liga Europea. Con el Reus con los galones de favorito y el Quevert orgulloso de sus pequeñas conquistas. Hoy es un habitual en la máxima competición continental, aunque todavía le falta cierto impulso para hacerse fuerte entre los grandes.

El campeonato francés ha invertido fuerte en el mercado durante los últimos tiempos. De ahí que Carles Rodríguez, como otros jugadores catalanes, haya decidido probar la aventura internacional. No hay dinero en abundancia, pero sí estabilidad con puestos laborales adecuados a los fichajes. De ahí que el rival rojinegro posea a varios actores con carrera brillante. Es el caso del argentino Sergio Burgoa, que formó parte de aquel Tenerife añorado, campeón de la Copa CERS en tiempos de bonanza. El portero Carles Cantarero o Pol Macià completan la nómina catalana en ese plantel. El internacional galo Anthony Le Roux se convierte probablemente en la bandera de un Quevert que todavía no se ha estrenado en la competición. Ha caído en los dos partidos que ha disputado. Forte dei Marmi y Sporting le han superado.

Mientras, el Reus mantiene impoluto su tránsito europeo. Dos victorias de prestigio ante los mismos rivales, con cartel contrastado en la Champions, le han situado como líder del grupo C, con el pase para cuartos de final bien encarado. De hecho, casi le pondría el candado si es capaz de campeonar en territorio francés. Mariotti se ha llevado a todo el plantel a excepción del lesionado Marc Ollé, que hasta 2017 no volverá a las pistas. Con una rotación de seis jugadores, el Reus no ha padecido en exceso la escasez de armario. El último éxito ante el Liceo y el empate lujoso en el Palau Blaugrana le han devuelto al escaparate.

La Champions cierra su telón de 2016 con una jornada repleta de emociones fuertes y un cara a cara familiar apasionante. En Quevert tocan Los Rodríguez, no el grupo de rock, sí dos hermanos entusiastas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También