Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Edgar Badia se revaloriza

Su gran temporada le ha situado de nuevo en el escaparate privilegiado del mercado, aunque tiene contrato
Whatsapp
Edgar Badia sigue atento una jugada, durante un partido del Reus en el Estadi. Foto: Pere Ferré

Edgar Badia sigue atento una jugada, durante un partido del Reus en el Estadi. Foto: Pere Ferré

El Reus puede vivir un verano más o menos tranquilo en lo que respecta a la posible fuga de sus jugadores más cotizados. En este caso, sólo Xisco Hernández, que finaliza contrato este mes de junio, se ha escapado de los planes de la dirección deportiva. El resto de jugadores apetecibles de puertas hacia afuera tienen contrato. Quizás el caso más acentuado es el del meta Edgar Badia, que renovó en diciembre hasta el verano de 2017.

El arquero de Barcelona ha completado los 40 partidos que el Reus ha disputado esta pasada temporada. Los ha jugado completos. Su rendimiento ha rozado la perfección. Ha recibido 33 goles en el campeonato regular. Quinto arquero menos dañado del grupo III. Sus apariciones en momentos muy decisivos le han encumbrado como uno de los futbolistas más determinantes de la plantilla, algo que ha revalorizado su figura, sobre todo en comparación a cuando llegó al Reus, en el mercado invernal de la 2013-14. Entonces se vistió de superviviente en busca de una oportunidad para renacer. Firmó rebotado del Granada B, donde no gozó de confianza. Con Natxo González y el técnico de porteros Yvan Castillo como grandes valedores, Edgar ha logrado reencontrarse.

 

Ojos tentadores

Equipos de Segunda División han seguido de cerca el trabajo de Badia durante el curso. Incluso el Llagostera se ha interesado por su situación, aunque el Reus ahora mismo no contempla su salida. Solamente se produciría con una operación beneficiosa para Edgar y el club. Es decir, que el Reus pudiera sacar algo de beneficio económico a esa posible marcha. La cláusula se rescisión del contrato no es excesivamente alta.

En todo caso, a Edgar se le espera para el inicio de la nueva aventura rojinegra en Segunda B. El portero vive sus vacaciones con tranquilidad en Menorca.

Mientras, la dirección deportiva sigue trabajando con la idea de poder firmar a otro portero que pueda complementarse con Badia y completar esa posición tan especial y específica. Durante las próximas semanas se espera que el club empiece a agilizar las negociaciones con respecto a las nuevas incorporaciones de futuro.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También