Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Edgar amplía su idilio con el Reus

El delantero de Gavà firma su renovación por una temporada más. Forma parte del grupo de jugadores que llegó hace cuatro temporadas, en el germen del proyecto. Ya es emblema del club

Marc Libiano

Whatsapp
Edgar Hernández celebra un gol con el CF Reus. Foto: Alfredo González

Edgar Hernández celebra un gol con el CF Reus. Foto: Alfredo González

La renovación de Edgar Hernández (Gavà, 1987) por una temporada más se ha cerrado bajo la discreción y la voluntad de dos partes que apenas han precisado más de un cuarto de hora para ponerse de acuerdo. Edgar quería seguir a toda costa y el Reus quería que se quedara. El idilio iba a mantenerse. El delantero de Gavà, de 30 años, cumplirá su cuarta temporada en el club. Fue inicio de ese viaje ambicioso que arrancó en verano de 2014. Jugador franquicia que cumplió con lo que se le encomendó; situar al Reus en el plano profesional. Se convirtió en pieza codiciada del histórico Reus del ascenso, con 13 goles, algunos de ellos tan agónicos como definitivos.

A pesar de sentir que su protagonismo quedaba reducido, Edgar no se conformó con el ostracismo, en el pasado curso, el del examen en Segunda División. Terminó acumulando 20 apariciones y anotó dos goles. La planta noble quedó conforme con el rendimiento del atacante, que además se vació en el día a día. Entrenó con hábitos profesionales extremos y cuando se le necesitó respondió. Un ejemplo sencillo. Horas antes del partido ante el Getafe, en el Estadi, se retorcía de dolor en su espalda. La necesidad del equipo, que precisaba su presencia, le llevó a jugar infiltrado. Hubo premio. Gol del empate para él.

Edgar no ha disimulado jamás su compromiso con la causa. No esconde su pasión por el Reus, probablemente el lugar donde ha logrado echar raíces futbolísticas. Se ha transformado en un buen icono para los hinchas y cuando le toca disfrutar del foco se deja el alma. Luego aparecen los gustos, claro. Y los delanteros andan expuestos a cada paso. Normalmente los juicios van en función de la nómina de goles. Injusto pero comprensible. Edgar no escapa de esa realidad.

 

 

La ampliación de contrato de Hernández y la renovación automática por partidos de Máyor abre un escenario más o menos claro en cuanto a la posición de nueve referente. La dirección deportiva peina el mercado para intentar acceder a un atacante con experiencia en la categoría y que asegure una decena de goles. Se apostará fuerte por esa figura, a la que irán destinados los esfuerzos de tesorería. El pasado mes de junio esa esperanza se centró en Chrisantus, un refuerzo que no fructificó. De hecho, el africano se ha marchado del club sin un gol oficial en su hoja de servicios.

Con la permanencia de Edgar, el Reus fortalece rasgos de fidelidad y trabajo inagotable. El vuelo del halcón en cada uno de sus goles.

 

Temas

Comentarios

Lea También