Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Edu Prades, un año entre los mejores

Ciclismo. El de Alcanar finaliza su primera temporada en el World Tour con el Movistar con dos victorias y buenas actuaciones 

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Edu Prades ha completado su primera temporada en el World Tour.  FOTO: PHOTO GOMEZ SPORT / MOVISTAR TEAM

Edu Prades ha completado su primera temporada en el World Tour. FOTO: PHOTO GOMEZ SPORT / MOVISTAR TEAM

Hace un año Edu Prades (Alcanar, 1987) vivía uno de sus mejores momentos como ciclista. Acababa de ganar la Vuelta a Turquía con el Euskadi Murias. Hacía muchos años que un equipo Profesional Continental no ganaba una clasificación general de una prueba World Tour. Ese triunfo era la guinda de una temporada fantástica que le abrió las puertas de la máxima categoría del ciclismo mundial de la mano de uno de sus mejores equipos, el Movistar

Esta última semana Edu Prades ha cerrado el curso con una serie de clásicas italianas como Giro dell’Emilia, GP Beghelli, Tre Valli Varesine y Gran Piemonte. «Ha sido un buen año, con un calendario alternativo a las grandes vueltas que se adecúa mejor a mi manera de correr. No me esperaba lograr dos victorias mi primer año, pero he estado muy a gusto en el equipo que ha confiado en mí desde el principio. Creo que he trabajado bien para otros cuando tocaba y he dado la cara cuando he tenido la oportunidad. He sido muy regular y he estado donde se esperaba de mí».

Vuelta Aragón y una etapa del Tour La Provence son los triunfos que lucen en el palmarés del ebrense este 2019. Es un ciclista paciente que sabe escoger el momento idóneo para atacar. En terreno francés esprintó picando hacia arriba para adelantar a hombres de la talla de Gorka Izagirre, Tony Gallopin, Tibaut Pinot o Lilian Calmejane.

«Lo mejor de este año ha sido consolidarme y coger experiencia en el World Tour; he demostrado tener nivel para estar a la altura»

También cuenta con numerosos top10 y sobre todo un espectacular segundo puesto en la quinta etapa del Tour de Polonia. En un final masivo adelantó a una quincena de ciclistas con una fuerza brutal, aunque ya tarde para disputarle la victoria a Luka Mezgec. «Esto demuestra que en un final al sprint no solo importan los últimos metros, tiene que salir todo a la perfección en los últimos tres o cuatro kilómetros», apunta Prades.

El ebrense ha disputado un calendario alternativo a las grandes vueltas, centrado sobre todo en el clásicas y pruebas de no más de una semana. Down Under, Andalucía, Tirreno-Adriatico, Castilla y León, Romandía o Adriatica Ionica son algunas de ellas. «Es un calendario que me gusta, pero que acumula mucha fatiga en las piernas porque requiere una planificación concreta. No me he quedado con las ganas de correr una grande, ya fuera Tour, Giro o Vuelta, porque sé cual es mi sitio y me encuentro más a gusto en carreras más cortas», explica el ciclista.

Se le echó en falta en la Volta a Catalunya, que con un alto nivel solo contó con un ciclista catalán, su compañero Marc Soler. «No la tenía en mi calendario e igualmente no la habría corrido al 100% porque venía de una caída en la Tirreno».

«He trabajado bien para otros cuando tocaba y he dado la cara cuando he tenido la oportunidad» 

Este año, Prades ha sido uno de los escuderos de Alejandro Valverde, quien ha lucido el maillot de campeón del mundo, en carreras como la Route d’Occitanie con victoria del murciano: «Es un orgullo estar con gente de este nivel. Da mucho respeto allá por dónde va». 

Una de las malas noticias de la temporada es la desaparición del Euskadi Murias, equipo de Prades en 2018 donde tuvo un papel destacado como líder en muchas carreras firmando una grandísima campaña. «Me sabe muy mal porque es un equipo en el que estuve muy a gusto. Lo han hecho muy bien en el ámbito deportivo, dando la cara en la carretera y con argumentos de sobra para continuar. Es muy injusto», confiesa el de Alcanar. 

Su futuro, en el aire

«Lo mejor de este año ha sido consolidarme y coger experiencia en el World Tour -dice Prades-. He demostrado que tengo ritmo para esta categoría y que puedo competir a buen nivel y ayudar al equipo».

Edu Prades termina contrato con el Movistar a final de año. Aunque su futuro en el equipo telefónico es una incógnita y la mayoría de equipos han asegurado buena parte de sus plantillas, el ciclista ebrense confía en continuar en una escuadra World Tour. Calidad, trabajo y sacrificio para estar entre los mejores no le faltan.  

Temas

Comentarios

Lea También