Edu Suárez, triplete de ligas

El delantero de Torredembarra ha conquistado los campeonatos de Hungría, Polonia y Portugal

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
Edu Suárez con el trofeo de Campeón de la liga de Portugal que conquistó con el Sporting. FOTO: CEDIDA

Edu Suárez con el trofeo de Campeón de la liga de Portugal que conquistó con el Sporting. FOTO: CEDIDA

A pesar de las restricciones, la reducción de competiciones y las limitaciones que ha supuesto esta temporada de fútbol playa marcada, como todo, por la pandemia del Covid-19 ha sido un buen año para Edu Suárez. «El mejor asegura el torrense». Deportivamente las cosas le han salido a las mil maravillas. «He jugado cuatro ligas y he salido campeón en tres de ellas», dice. Una afirmación que de por sí sola explica las buenas sensaciones con las que ha acabado el ‘9’ de la Roja.

Ganó la liga de Portugal con el Sporting, la polaca con el Boca Gdansk y la húngara con el BSC Aramis. Un triplete de campeonatos (Portugal, Hungría y Polonia) histórico en el que ha estado acompañado por su compañero en la selección española Antonio Mayor. «Creo que somos los únicos que hemos hecho algo así en una misma temporada y eso lo hace muy especial», señala Suárez.

Solo se le resistió la Liga de Ucrania. Su equipo, el BSC Artur Music no pudo superar las semifinales. Para resarcirse, Suárez viajó junto con el cuadro ucraniano para disputar la Euro Winners Cup, la Champions League del fútbol playa. Una competición de la que el torrense hace un buen balance: «Era la primera participación del equipo en el torneo continental y acabamos en una increíble octava posición, perdiendo en cuartos de final contra el campeón, Kristall ruso».

El futbolista de Torredembarra se ha llevado además tres trofeos individuales y más de 60 goles. «Mejor, imposible», resume Suárez consciente de que repetirlo es «prácticamente imposible».

Una pandemia horrible

La temporada de fútbol playa quedó en el aire una vez estalló la emergencia sanitaria provocada por la pandemia del Covid-19. Edu Suárez vivió el confinamiento con la incertidumbre de si podría competir. Como deportista de élite pudo ser de los primeros en salir de casa tras el confinamiento para entrenar. «Costó mucho adaptarse después del confinamiento tan duro que tuvimos a principios de año. Las semanas después de aquello, tuvimos que entrenar duro, mucho tiempo en la arena para volver a recuperar de nuevo el tono físico. No fue fácil. Una vez pude coger de nuevo el ritmo y empecé la primera competición no hubo problema. A parte, las lesiones me respetaron, y eso es muy importante para un deportista», relata.

Pese a todo ha sido una temporada muy exigente. «El año anterior había perdido muchas finales, y este año no se podían escapar», dice. Por ello admite que hubo momentos en los que «tuve que hacer un sobre esfuerzo, sobre todo a nivel mental, para poder conseguir todos los títulos que he conseguido». El torrense no duda en asegurar que todo lo vivido le ha hecho dar un paso hacia adelante. «Tenía que hacerlo esta temporada. Era un objetivo que me había marcado y lo he logrado».

Lo único que le ha faltado ha sido el público. Que la afición de todos los equipos cuyos colores ha vestido pudiera haber disfrutado de esos títulos junto a ellos. «En muchos estadios no podíamos tener público y se nota. Esa presión de la gente, para bien o para mal no la sentíamos. Espero que el año que viene podamos volver a disfrutar de los aficionados».

Temas

Comentarios

Lea También