Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Edu Vílchez deja el banquillo de la Pobla de Mafumet

Se centrará en el Nàstic mientras que el filial grana busca un nuevo inquilino

Jaume Aparicio

Whatsapp

Edu Vílchez se despidió de la Pobla de Mafumet con un triunfo ante el Europa a domicilio. El sabadellense, hombre de confianza de Rodri, pasa a formar parte del cuerpo técnico del Nàstic de forma permanente con lo que no puede seguir ejerciendo de entrenador del filial grana.

Emilio Viqueira, director deportivo del Nàstic, confirmó este lunes que el club grana busca un entrenador para hacerse cargo del filial. Quieren un técnico con un perfil similar al de Rodri, ya que la intención de la entidad tarraconense es que la Pobla de Mafumet practique el mismo sistema que el primer equipo grana. De esta manera se quiere dotar a toda la estructura profesional de una misma idea futbolística para cuando los jugadores del filial suban al Nàstic tengan la base del sistema y puedan entrar al equipo con mayor facilidad.

Igual que con Rodri, el elegido para el banquillo poblense debe ser un técnico de futuro. Capaz de asumir el peso de dirigir el primer equipo en caso de necesidad.

Mañana miércoles se prevé que el club grana anuncie el nuevo responsable del CF Pobla de Mafumet.
Cuatro entrenadores

En las once jornadas de liga de Tercera división, el filial del Nàstic ha tenido tres entrenadores. El primero, el propio Rodri. El barcelonés llegó en verano procedente del Olot para hacerse cargo del equipo poblense. Dirigió al equipo cuatro jornadas.

La destitución de Lluís Carreras provocó un desajuste en toda la estructura profesional. Rodri se tuvo que hacer cargo de manera interina del primer equipo. Su relevo inmediato fue la dupla Manel Cazorla-Xisco Muñoz, con Edu Vílchez, segundo de Rodri, en tareas colaborativas. 
Duró poco el invento porque enseguida se fijó a Edu Vílchez como entrenador del filial, mientras también trabajaba en el primer equipo. Un doble empleo que requería esfuerzo y sacrificio, con viajes relámpagos para asistir a los partidos de los dos equipos.

Cuando el Nàstic decidió entregarse a manos de Rodri, después de la goleada histórica al Córdoba, una de las peticiones del entrenador fue que Vílchez centrara sus esfuerzos en el primer equipo. Es su hombre de confianza La persona que le convirtió en mejor futbolista cuando compartieron vestuario en Palamós y le empujó para lanzarse a la aventura de los banquillos. Motivo suficiente para que el actual técnico del Nàstic insistiera en mantener al sabadellense a su lado en la etapa de máximo responsable de la plantilla grana.

Edu Vílchez cierra su breve historia como primer entrenador del CF Pobla invicto con cuatro victorias y dos empates. A la espera del que será su cuarto entrenador esta temporada, el filial grana ocupa la sexta plaza del grupo V de Tercera división.

Temas

Comentarios

Lea También