Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Albacete, un equipo físico y aguerrido

Fiabilidad defensiva por encima de todo. El conjunto dirigido por Enrique Martín es un equipo muy intenso que suele hacer de los partidos auténticas batallas físicas

Diari de Tarragona

Whatsapp
Bela es una de las bajas sensibles del Albacete. Foto: Albacete

Bela es una de las bajas sensibles del Albacete. Foto: Albacete

Nadie pone en duda que Enrique Martín ha rescatado al Albacete. Cogió un equipo en una dinámica desastrosa y lo ha metido en una zona tranquila de la tabla. La experiencia es un grado, y este entrenador ha demostrado que en la Segunda División, la práctica suele arrasar con la teoría. 

En la actualidad, el conjunto manchego ocupa la 13ª plaza con 46 puntos, dos más que el CF Reus. Por lo que necesitan un par de victorias para acabar de sellar una permanencia que en los primeros meses de competición se veía como prácticamente un horizonte utópico.
De este Albacete podemos decir que es un equipo tan rudimentario como pragmático. Probablemente, los futbolistas del Albacete no desarrollan ni un juego ofensivo ni vistoso, pero dominan otras facetas del juego de una manera espléndida. 

El conjunto manchego responde de manera predilecta al prototipo de equipos que suele diseñar Enrique Martín. Conjuntos agresivos, intensos y con una fiabilidad defensiva extrema. Suelen golpear poco, pero cuando lo hacen, toca temblar.

Bajo el 3-5-2 tan trabajado, suelen plantear partidos espesos, trabados y en el que hay que saber mantener la compostura. Penalizan los despistes con crueldad. En fase ofensiva, el Albacete es un equipo que domina las transiciones ofensivas a la perfección. 

Además, suelen apostar por un juego directo en el que la línea de mediocentros no suele participar en la fase de creación. Los dos puntas, suelen realizar un trabajo muy sacrificado sin balón. Tanto a la hora de defender, como a la de atacar, ya que una de las premisas que marca Enrique Martín es que deben caer a banda y realizar desmarques de ruptura de manera constante.

A nivel de nombres propios, el Albacete cuenta con futbolistas de gran calidad, pero hay tres que están especialmente finos. El primero de ellos es Chus Herrero, un central que está aportando una gran contundencia en fase defensiva y que es un fijo en el esquema de tres centrales planteado por Enrique Martín. 
El segundo hombre que anda a un gran nivel es Dani Rodríguez, un mediocentro trabajado y con una depurada técnica que está explotando en esa libertad de movimientos en la que goza en la medular. Sabe llegar y sorprender, siendo uno de los principales argumentos del conjunto manchego. Acumula cinco goles y dos asistencias en lo que va de temporada.

Por último, Roman Zozulya parece que ya está totalmente recuperado de su lesión, hecho que le permitirá al Albacete volver a contar con su futbolista más diferencial a lo largo de toda la temporada. En el conjunto manchego ha encontrado el escenario perfecto para reencontrarse con su fútbol y ha conseguido ver puerta hasta en siete ocasiones, además de repartir tres asistencias. Por desgracia para él, no podrá jugar junto con su compañero de dupla, Jeremy Bela, lesionado. 

Temas

Comentarios

Lea También