Más de Deportes

El Alfredo Di Stéfano, lugar para valientes

Raül Agné recalca que la intención es salir a ganar en el Alfredo Di Stéfano

Juanfran Moreno

Whatsapp
Raül Agné en el banquillo del Nou Estadi frente al Betis Deportivo. FOTO: FABIAN ACIDRES

Raül Agné en el banquillo del Nou Estadi frente al Betis Deportivo. FOTO: FABIAN ACIDRES

Raül Agné lo tiene claro, el Alfredo Di Stefano es un escenario «que invita a hacer una propuesta valiente». Sin complejos, así quiere que salga su Nàstic en Valdebebas y para ello ya dejó entrever que el conjunto grana va a salir con la intención de tener el balón. Eso podría significar que Buyla entrase en el once y Ribelles se quedase fuera, pero es una hipótesis, ya que las variantes que tiene el técnico de Mequinenza en la medular son múltiples. «Si pones dos mediocentros defensivos no podrás jugar a fútbol. Si pones un mediocentro y el otro es un mediapunta ya tienes más opciones», explicó el míster grana.

El Nàstic sin Ribelles ofreció mayor fluidez frente al Betis Deportivo, pero también perdió equilibrio. Con Fullana y Del Campo en la sala de máquinas se gana en juego, pero también se pierde capacidad de trabajo y se corre el riesgo de que el equipo se parta. Eso puede ser demoledor ante uno de los equipos de mayor talento ofensivo como es el Real Madrid Castilla. Será pues una una cuestión de propuesta y riesgo la que valorará Agné para definir su once, pero ni mucho menos está descartada la opción de que arriesgue y salte al verde con dos mediocentros de perfil ofensivo.

Además, Jannicky Buyla ya tuvo sus primeros minutos frente al Betis Deportivo y abre otra variante en la medular, ya que puede jugar tanto en el doble pivote como en el costado izquierdo como falso extremo. Agné lo definió en sala de prensa de la siguiente manera: «Me da juego. Al final dime qué mediocentros pones y te diré a qué juegas. Es un jugador que nos da continuidad y por eso lo hemos traído. Si queremos continuidad con pelota necesitamos pie».

Más allá de las dudas en la sala de máquinas, el técnico del Nàstic no tuvo reparos en deshacerse en elogios al Real Madrid Castilla, rival de los granas este domingo y al que encumbró sin titubeos: «Para mi es el mejor filial porque combina, pero es vertical. Es ADN Madrid, es un equipo que no tiene nada que ver con el Barça B y Betis Deportivo y encima lo dirige uno de los mejores delanteros de la historia del fútbol español y eso en ataque se nota».

Halagos a Raúl González

Especialmente cariñoso estuvo también con su entrenador, Raúl González Blanco, al que elogió con firmeza: «No tuve la suerte de jugar contra él, pero para mi es el mejor delantero que he visto en España. No era el mejor técnicamente, tampoco era el más fuerte, pero era el más listo de la clase. Debutó en La Romareda con 17 años y luego no paró de hacer goles durante toda su carrera. Incluso en Alemania. Su equipo ataca muy bien y pocos equipos de la categoría atacan como ellos. El fútbol no es tiki taka ni tiki tiki, es ir a por la portería y eso el Real Madrid lo tiene. No soy merengue, pero es un equipo que va 2-0 en el minuto 90 y crees que puede remontar».

Para Agné es tan importante el balón frente al Castilla, ya que debe ser un arma ofensiva, pero también defensiva, tal y como puntualizó: «Si no somos capaces de estar bien con pelota sufriremos. Es un equipo que entra bien y suele marcar al principio y eso se frena estando bien con pelota».

Consciente del reto de ganar en el Di Stefano, el técnico del Nàstic asume con ambición y piensa en lo que supondría conseguir los tres puntos: «Si ganamos, el equipo cogerá una velocidad importante. Sería un golpe en la mesa». Por último, confirmó que la única baja será la de Carlos Albarrán, que sigue recuperándose de su lesión en el tobillo, y en su cabeza ya tiene el once inicial decidido.

Temas

Comentarios

Lea También