Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ascó, con la maleta cargada de ilusión

Este sábado la plantilla del FC Ascó viajará a Yecla, donde quedará concentrada de cara al decisivo partido del domingo en Jumilla
Whatsapp
Edu Vives (izquierda), jugador del Ascó, durante el partido de ida frente al Jumilla Foto: Joan Revillas

Edu Vives (izquierda), jugador del Ascó, durante el partido de ida frente al Jumilla Foto: Joan Revillas

Todos los componentes del FCAscó están contando las horas que faltan para empezar un viaje que les puede llevar a firmar una página de oro en su historia. La expedición riberense saldrá el sábado, a las 15.00, rumbo a Yecla, donde llegará sobre las 20.00, y quedará concentrada en un hotel, donde tienen previsto mirar la final de la Copa del Rey entre el FC Barcelona y el Athlétic de Bilbao. Después de hacer noche en esta localidad, situada a unos 25 kilómetros de Jumilla, el domingo, a las 11.00, la plantilla entrenará (en el campo del Yeclano Deportivo), y luego, comerán (13.30), antes de que los jugadores hagan la siesta y a las 16.00 tengan la charla y la sesión de vídeo. A las 16.45, el equipo saldrá hacia el campo del Jumilla, donde jugará a las 19.00, con la necesidad de marcar algún gol, después del resultado de empate a dos que se registró en el encuentro de ida disputado el pasado sábado.

Si el bloque de la Ribera d’Ebre supera la eliminatoria, será nuevo equipo de Segunda B; en caso contrario, todavía le quedaría la repesca (dos rondas) para luchar para alcanzar este objetivo tan ambicioso. Para que todo vaya como esperan, el equipo espera contar con una parte de la afición, como explica Antoni Palau, secretario técnico de la entidad: «ya hemos hecho algo histórico clasificándonos como primeros para el play off, y queremos seguir por el buen camino. En el partido de ida, nuestro campo estaba abarrotado, y ahora confiamos en que «la afición también responda y bajen en autobús para estar con nosotros y nos apoyen hasta el final».

Y es que Palau es consciente de que la empresa de pasar la eliminatoria no será nada fácil: «se trata de un bloque con una plantilla corta, pero que se ubica muy bien sobre el terreno de juego y que es difícil de ganar. Hay que decir que nosotros esperamos jugar a menor nivel que el pasado sábado, en casa. A ver si somos capaces de conseguir el ascenso; si no, nos quedaría otra oportunidad: la disputa de la repesca».

Sin duda, el ascenso sería el colofón a una temporada magnífica en la que, según Palau, «la plantilla ha sido y está siendo exquisita, profesional, ha trabajado, rendido y cumplido. La verdad es que hemos sido una piña y el resultado ha sido acabar primeros de la fase regular». Pase lo que pase, sin duda, será una campaña inolvidable para todos los estamentos del Ascó.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También