Más de Deportes

Deportes Tercera RFEF

El Ascó firma las tablas en su debut en Tercera RFEF

El conjunto ebrense dominó el encuentro, pero no consiguió materializar su superioridad en gol ante una Guinaueta agazapada

REDACCIÓN

Whatsapp
El Ascó se enfrentó en la primera jornada a la Guinaueta como local. FOTO: JOAN REVILLAS

El Ascó se enfrentó en la primera jornada a la Guinaueta como local. FOTO: JOAN REVILLAS

El Ascó tuvo un inicio agridulce en su andadura por la Tercera RFEF. Los ebrenses controlaron el partido e incluso gozaron de una ocasión clara en el último instante, pero no llegaron a encontrar el camino del gol y se tuvieron que conformar con un punto.

El conjunto de Germán Inglés salió al césped con ganas de dominar. El Ascó controlaba el partido, pero le faltaba la lucidez en el último cuarto de campo para crear unas ocasiones que no llegaban. Los locales se ponían nerviosos en los últimos metros, mientras que los jugadores de la Guinaueta aguantaban compactos atrás para buscar una oportunidad que decantara el encuentro.

La primera aproximación de los ebrenses no llegó hasta el minuto 40, cuando Gerard Badía ensayó un tiro repelido por la zaga. La Guinaueta respondió al instante y puso el miedo al cuerpo de los locales. Adri gozó de una ocasión clara cuando el tiempo agonizaba, pero se quedó con la miel en los labios (0-0).

Tras la media parte, Adrià volvió a ser el protagonista de una jugada de ataque. Un defensa de la Guinaueta derribó al jugador local en el área, causando múltiples protestas, que finalmente fueron ignoradas por el árbitro.

Después de un tiro de Blanch que se perdió lamiendo el poste, la Guinaueta contó con la ocasión más clara del encuentro para los suyos. El balón dio en el poste, cruzó la portería y se marchó fuera. De nuevo, la polémica se adueñó del choque con las críticas de los visitantes, que creían que la pelota había entrado.

A falta de 7 minutos, Godless puso a prueba a Verdejo, que tapó bien la portería y evitó la debacle. Tras el susto, Adri gozó de un gol cantado en el último instante. Max, el portero visitante, se vistió de santo para salvaguardar un punto a domicilio.

Polémicas con el árbitro

En rueda de prensa, Germán Inglés fue tajante con las dos jugadas polémicas. El técnico ebrense aseguró que la disputa la caída de Adri en el área era penalti y que el gol fantasma había salido. Además, reconoció que no había sido el día de «los que marcan habitualmente». Por su parte, Lluís Gallego contó que habían venido «a defenderse” y que consideraba el resultado « justo».

Temas

Comentarios

Lea También