Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Ascó toca el cielo al golear a la Pobla (4-0)

Los hombres de Miguel Rubio lograron tres de los tantos tras el descanso
Whatsapp
Un jugador del Ascó conduce el esférico tratando de ser alcanzado por un rival de la Pobla. Foto: Iris Solà

Un jugador del Ascó conduce el esférico tratando de ser alcanzado por un rival de la Pobla. Foto: Iris Solà

El equipo de Miguel Rubio recupera el liderato, con un partido menos, de la categorí superando de forma contundente a su principal rival. Edu Vives abría el marcador en el primer tiempo y Genís, Cristino de penalty y Eizaguirre sentenciaron en el segundo.

El primer tiempo comenzó con mucho respeto por parte de los dos conjuntos. A pesar de ello, fue la Pobla quien se hizo principalmente con el control del partido en su inicio. No obstante, la primera acción de peligro llegó en el minuto 3, cuando Genís robó una pelota en la frontal y envió n chut al palo largo que Varo logró parar con una buena estirada. A continuación fue Sergi Moreno quien tuvo una buena opción en el minuto 8 con un chut cruzado que Sergi Fuertes detuvo con mucha seguridad. En el 11’, la Pobla veía como se le anulaba un gol de Álvaro per fuera de juego en el lanzamiento de una falta lateral. Sin embargo, la acción que pudo haber cambiado el transcurso del partido no subió al marcador. Los visitantes siguieron controlando con comodidad el partido hasta que en el minut 15 llegaba el primer gol del partido. Falta ensayada del conjunto de Miguel Rubio que no rechazó correctamente la defensa y que caía a los pies de Edu Vives en la frontal que recortaba y enganchaba un fuerte chut que daba en las piernas de un defensa y terminaba en el fondo de la portería despiestando a Varo, que no podía hacer nada más que recoger la pelota del fondo de la red.

El gol hizo crecer al Ascó, ganando control sobre el terreno de juego. La Pobla dispuso de alguna acción esporádica para generar peligro sin poner en dificultades a Sergi Fuertes. Precisamente, en el 29’ Alfons Serra lo probaba desde la frontaldel área con un chut que salía por encima del larguero. El tramo final de la primera mitad fue de impás y la Pobla no se lanzó en busca del empate de forma descarada por miedo a encajar un segundo gol que podía resultar definitivo.

El Ascó empezó fuerte el segundo tiempo y estuvo muy cerca de hacer el segundo en el primer minuto en un centro de Genís al que no llegó por muy poco Argilaga en el segundo palo. Poco más tarde (48’) los mismos dos protagonistas de la acción anterior lo volvían a ser. Genís sacaba en corto una falta frontal para la internada por la izquierda de Argilaga que reventaba el balón en el larguero de la portería defendida por Varo. Estas dos acciones hicieron dudar aún más al conjunto de Martín Posse, que encajaba el segundo gol en el minuto 57‘. Roca centraba al área, donde Genís no conseguía un buen remate, Eizaguirre recuperaba la pelota y llegaba a la línea de fondo donde centraba al segundo palo para que, esta vez sí, Genís cabeceara a placer para aumentar la distancia en el marcador. El gol acabó de hundir la moral del filial grana. En el 63’, Varo salvaba de milagro el tercer gol del Ascó en una falta que colgaba Cristino al punto de penalti donde Genís controlaba y chutaba demasiado solo pero al mismo tiempo demasiado centrado para que pudiera rechazar el portero visitante. En el 65’, llegaba el tercer tanto del Ascó de penalti. Eizaguirre encaraba Javier Iglesias dentro del área grande y el defensor de la Pobla se tiraba al suelo desequilibrante de forma clara el delantero local. Cristino era el encargado de transformar la pena máxima aunque Varo estuvo muy cerca de detenerlo. Cristino quiso respetar a su exequipo y no celebró el gol.

La Pobla se lanzó a acortar distancias y eso le costó el cuarto gol. Eizaguirre asistía a Genís que con una larga carrera desde la línea de medios hasta dentro del área acababa asistiendo al segundo palo para la llegada del propio Eizaguirre que anotaba el cuarto y definitivo gol con un disparo raso que no podía detener el portero visitante. Justo después de este gol, Miguel Rubio daba entrada a Gerard Roigé y retiraba a Cristino que era ovacionado por los 500 asistentes al Municipal de Ascó. Para más inri, Varo se lesionaba en el 73’‘con los cambios agotados y jugaba los últimos minutos completamente cojo. El Ascó no quiso hacer más sangre aunque ya en los últimos minutos Varo salvaba el quinto con dos grandes paradas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También