Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

El Barça, a presionar al Real Madrid

Los azulgranas reciben a Osasuna en el Camp Nou, a partir de las 19.30 horas. Los de Zidane visitan el campo del Deportivo

Agencias

Whatsapp
El portero del Barcelona, Ter Stegen, durante un entrenamiento.  Foto: efe

El portero del Barcelona, Ter Stegen, durante un entrenamiento. Foto: efe

P. Ríos

Tras la victoria en el clásico y la recuperación del liderato, aunque sea de forma virtual a falta del partido pendiente del Madrid en Vigo, el Barça sabe que está ante su última oportunidad real de pelear por la Liga.

Sin descanso tras la batalla física y psicológica del domingo, el Barça tiene la opción de presionar al conjunto blanco: si gana a Osasuna a partir de las 19.30 horas en el Camp Nou, el Madrid arrancará su partido a las 21.30 horas en Riazor ante el Deportivo con tres puntos de desventaja, consciente de que en caso de perder ya no dependería de sí mismo.

La jornada 34 parece propicia para el Barça debido a que su rival, Osasuna, es el colista de la Liga con 18 puntos, a nueve de la salvación que marca el Leganés (27) con 15 puntos en juego. De hecho, si este miércoles venciera el equipo madrileño a la UD Las Palmas y el navarro cayera en el Camp Nou, el descenso sería matemático. De todos modos, eso no ocurriría durante el partido porque el Leganés-Las Palmas comienza más tarde (20.30 horas).

La mala suerte se está cebando, además, con Osasuna, que viaja a Barcelona con cinco jugadores del filial debido a las doce bajas por distintos motivos: Vujadinovic, Oriol Riera, Emmanuel Riviere, Raoul Loé, Alex Berenguer, Unai García, Imanol García, David García, Miguel Flaño, Javier Flaño, Didier Digard y Tano Bonnín. Incluso Sirigu, el portero cedido por el PSG, es duda con molestias en un hombro.


Osasuna, de naranja por la TV
Los cinco canteranos citados del filial de Segunda B, que lucha por no descender a Tercera, son Kike Barja, Iván Márquez, Jhon Steven, Aitor Buñuel y Miguel Olavide. El colmo es que Osasuna vestirá de naranja, una camiseta especial para la ocasión porque sus dos primeras equipaciones se confunden con la azulgrana del Barça y con el césped en una retransmisión televisiva.

En el Barça son bajas el sancionado Neymar, que cumple su tercer y último partido de castigo, y los lesionados Rafinha, Aleix Vidal y Mathieu, aunque Luis Enrique podría hacer rotaciones tratándose de un partido asequible sobre el papel, tras el esfuerzo del clásico y antes del trascendental derbi del sábado ante el Espanyol en Cornellà-El Prat.

Así, Alcácer se mantendría en ataque junto a Messi y Luis Suárez, con André Gomes entrando en la media por Iniesta o Rakitic y Mascherano en la defensa, quizás por Alba o por Umtiti, ya sea para jugar con un 3-4-3 o un 4-3-3. Hay que tener en cuenta que Sergi Roberto, Alba y Umtiti están a una amarilla de perderse el derbi. No está el asunto como para tomar riesgos, aunque las rotaciones en sí, como ha quedado demostrado en esos tropiezos, no le han funcionado a Luis Enrique esta temporada porque su fondo de armario no ha respondido.


Mosaico para Messi
El Barcelona ha preparado un mosaico para recibir por todo lo alto a Leo Messi tras ese doblete en el Bernabéu que supuso su gol oficial 500 en 577 partidos con la camiseta azulgrana, una barbaridad que merece un reconocimiento especial además de la lógica ovación de todos los culés por la exhibición en el clásico del argentino, cuyos besos al escudo no han pasado desapercibidos en plena negociación por renovar.

Temas

  • DEPORTES

Lea También