Más de Deportes

Deportes Copa del Rey

El Barça remonta y se mete en la final de Copa con épica

Un gol de Piqué en el añadido forzó la prórroga, en la que Braithwaite sentenció. Ter Stegen paró un penalti en el 72’

AGENCIAS

Whatsapp
Los jugadores azulgranas celebran el 3-0 ante el Sevilla, obra de Braithwaite. FOTO: EFE

Los jugadores azulgranas celebran el 3-0 ante el Sevilla, obra de Braithwaite. FOTO: EFE

Como ya hiciera ante el Granada en los cuartos de final, el Barcelona regaló a los aficionados otra noche épica y se clasificó para la final de su torneo fetiche, la Copa del Rey, tras remontar el 2-0 que el Sevilla llevaba de renta de la ida disputada en el Sánchez Pizjuan.

Un gol de Piqué en la última jugada del partido, después de que Ter Stegen atajara un penalti a Ocampos, llevó el encuentro a la prórroga, donde los azulgranas culminaron la remontada con un tanto de Braithwaite al inicio de la primera mitad. Al final, 3-0.

Las oleadas del conjunto local se sucedieron desde el inicio. Busquets, Dembélé, Lenglet... Y de nuevo Dembélé, que se la clavó por la escuadra desde la frontal a Vaclik a los 12 minutos. El Sevilla encajaba su primer gol en toda la Copa.

La eliminatoria podía haber dado un vuelco tars el descanso, cuando en una contra conducida por En-Nesiry, Mingueza hacía penalti a Ocampos. El propio Ocampos lanzaba la pena máxima, pero Ter Stegen le adivinaba la intención en el 73.

El Barça, que se había visto fuera, volvía a la carga en busca de la final, y lo hizo con todo el último cuarto de hora. En el epílogo del partido, Messi sacaba un córner. El balón llegaba a Griezmann, después de un despeje de la defensa visitante, y el francés centraba al corazón del área para que Piqué cabeceara en escorzo para hacer el 2-0. El central azulgrana enloquecía en la celebración y el choque se iba a la prórroga.

El Sevilla entró en el añadido hundido y con un hombre menos por la expulsión de Fernando en el descuento, y el Barça ya jugaba desatado. Junior tuvo la primera nada más empezar y Braithwaite remataba en plancha el 3-0 a los cinco minutos.

El equipo de Lopetegui solo necesitaba un gol para darle la vuelta, pero desquiciado, en vez de jugar, se dedicó a protestar cada decisión del colegiado Sánchez Martínez.

Con Piqué cojo los últimos diez minutos, el Sevilla intentó reaccionar, y la última la tuvo Koundé, que disparó en la frontal un balón rechazado por la defensa loca, pero encontró bien colocado a Ter Stegen, otro de los héroes de anoche.

Temas

Comentarios

Lea También