Más de Deportes

El Brisasol CB Salou deja escapar la Final Four en el último momento

Los de Jesús Muñiz perdieron el partido por detalles después de ir por delante todo el encuentro

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los jugadores del Salou tras la derrota

Los jugadores del Salou tras la derrota

El Brisasol CB Salou perdió en Mollet de la manera más dolorosa posible. Los amarillos dominaron el partido en el luminoso, pero el Mollet recortó hasta ponerse por delante en el último minuto. El árbitro fue clave para dar el empujón definitivo a los locales.

El choque era extremadamente difícil. Los salouenses visitaban la pista de un Mollet imbatido y con el cartel de favorito para meterse en la Final Four de Salou.

Pese a la aparente diferencia, una vez empezó el partido los favoritismos se desvanecieron por completo. El Salou salió muy metido y aprovechando cada error del Mollet. Los de Jesús Muñiz dominaron en todas las parcelas del campo, gracias a la intensidad defensiva y a los aciertos en el tiro. En el otro bando, el Mollet parecía desubicado y sin entender qué estaba ocurriendo (18-30).

Ngomo y Barksdale fueron dos de los principales argumentos de los salouenses en todo el partido. Los amarillos estuvieron imparable en la pintura y dieron aire al equipo en los momentos más complicados.

El Mollet pudo lidiar con la situación adversa y detener una hemorragia que iba a peor a medida que pasaban los minutos.

Los locales contaron con el impulso de un sexto jugador, el árbitro. El colegiado estuvo especialmente riguroso con las jugadas del Salou y permisivo con las posibles faltas de los molletenses.

Su actuación contribuyó a que los amarillos engrosaran desmesuradamente el casillero de faltas cometidas, quedándose en bonus a las primeras de cambio en todos los periodos. Además, Muñiz tuvo que gestionar a Barksdale y a Catani, que se colocaron con cuatro faltas rápidamente.

Más allá de la actuación arbitral, los locales mejoraron en intensidad defensiva y subieron las líneas. También perfeccionaron sus números en los rebotes, que permitieron a los visitantes sacar petróleo de sus constantes fallos en el tiro.

En la reanudación, el Mollet amenazó en darle la vuelta al luminoso tras errores clamorosos de los salouenses en tiros fáciles. Los amarillos resistieron hasta que su rival encontró por fin el camino del triple. 16 tiros de tres habían intentado los molletenses, sin mucha suerte. Pero en el momento clave anotó dos triples consecutivos que les dieron la oportunidad de llegar con vida a los últimos diez minutos (52-55).

El partido estaba en la cuerda floja. La ventaja de los salouenses se había esfumado y sus rivales ya les pisaban los talones. El encuentro parecía que iba a caer del lado local en cualquier momento, pero Baiget se vistió de héroe para meter una marcha más al partido. Dos triples del jugador amarillo puso a los suyos siete puntos por encima con cinco minutos por delante (63-70). Aunque la victoria no se le podía escapar al Salou,  el Mollet no se resistió a perder.

Golpe duro

Un parcial de 7-0 colocó el empate en el marcador a falta de poco más de dos minutos y un minuto después Serra anotó el 72-70 que dejaba tocados a los de Muñiz. El jugador molletense fue un incordio durante todo el partido y terminó como el máximo anotador de su equipo (18 puntos).

Sobre la bocina, Baiget ensayó un tiro exterior que no corrió la misma suerte que los anteriores. Tras el fallo y una falta de Catani, se formó una tangana encima del parqué del Pabellón Municipal Plana Lledó. La pelea acabó con los dos banquillos expulsados y Serra anotando el tiro libre que instalaba el definitivo 73-70.

Temas

Comentarios

Lea También