Más de Deportes

El CB Valls muere en la orilla y se queda fuera de la Final Four

Los jugadores de Oriol Pozo trataron de remontar en los minutos finales, pero fue imposible 

Adrià Miró Canturri

Whatsapp
La UE Mataró celebra su pase a la final a cuatro tras derrotar al Òptiques Teixidó - CB Valls en el Pabellón Joana Ballart

La UE Mataró celebra su pase a la final a cuatro tras derrotar al Òptiques Teixidó - CB Valls en el Pabellón Joana Ballart

No pudo ser. El Òptiques Teixidó CB Valls se quedó corto ante un Mataró que dominó en el segundo y el tercer periodo. Los jugadores entrenados por Oriol Pozo se diluyeron durante el partido y cuando quisieron remontar ya fue demasiado tarde. La derrota les deja fuera de la Final Four y pone punto y final a la temporada.

Había mucho en juego, ni más ni menos que un billete a la final a cuatro de la semana que viene. La tensión se palpó en los primeros minutos, en los que ambos conjuntos estuvieron erráticos en el tiro, sin terminar de tomarle el pulso al juego.

El Valls se metió en el encuentro antes que sus rivales, gracias a una defensa imperial y a una mejora en su acierto de cara al aro. El partido era un festival de intercepciones de los rojiblancos, que además forzaban a los visitantes a tirar de tres sin mucha suerte. Domènech, Bullow, Olivier y en definitiva todo el equipo estaba cuajando un primer periodo brillante. La dinámica les iba de cara y solamente un arrión final evitó que las diferencias fueran mayores tras el cuarto inicial (13-8).

El Mataró mantuvo su buen momento final y se acercó a los vallenses, pero el triple de Llagostera y una contra de Olivier taponaron el intento de remontada.

De poco les sirvió porque los amarillos se recompusieron, poniendo el empate en el luminoso (20-20). El encuentro se fue entonces a un intercambio de golpes del que salió ganando el Mataró. El acierto de Llagostera en el tiro exterior había servido para mantenerle el pulso al rival, pero no para evitar irse a la media parte con una ligera desventaja que les obligaba a remontar (30-35).

En la reanudación, el Valls volvió frío. El equipo que había arrancado con tanto ímpetu el partido se había desdibujado por completo y el Mataró estaba en su momento álgido.

Ninguna de las estrellas que habían brillado en la primera mitad destacó en el tercer periodo. Los números anotadores cayeron en picado por culpa de una defensa mataronense impenetrable. Para rematarlo, el conjunto entrenado por Carlos Giralt se transformó en una máquina de hacer puntos a base de triples y dio un gran paso hacia la victoria.

Cerca de la remontada

El Valls necesitaba un milagro si quería levantar la renta de 18 puntos (40-58). No solamente por el resultado, remontable perfectamente en los diez minutos restantes, sino por la actitud del equipo. Los rojiblancos no habían sido capaces de encajar el aluvión mataronense y parecían encaminados a otro periodo para olvidar que certificara la derrota.

De hecho, el tanteo de los primeros minutos parecía indicar que la historia ya estaba escrita, pero la excelente temporada del Valls no es fruto de la casualidad.

Dos triples de Domènech encendieron un Joana Ballart que animó hasta el final. A falta de cinco minutos, la sensación era que el partido estaba completamente abierto y el Valls podía dar la campanada.

El Mataró se puso nervioso. Permitió más espacios y erraron tiros que en los anteriores veinte minutos habían entrado sin complicaciones. Los rojiblancos llegaron a estar a únicamente nueve puntos cuando restaba poco menos de un minuto, pero los visitantes fueron solventes en el tiempo restante y se llevaron el billete a la Final Four (66-78).

El Valls se queda así a las puertas de la fase final para ascender, tras haber logrado una fase regular impecable.

Temas

Comentarios

Lea También