Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes Baloncesto

El CBT comienza la Fase de Ascenso con derrota ante Ardoi (62-71)

Baloncesto. Los navarros fueron mejores que los tarraconenses que se colapsaron con un parcial de 13-0 que Ardoi logró para remontar el buen inicio azulado

Jaume Aparicio

Whatsapp
El CBT comienza la Fase de Ascenso con derrota ante Ardoi (62-71)

El CBT comienza la Fase de Ascenso con derrota ante Ardoi (62-71)

No pudo comenzar con bien pie el CB Tarragona su participación en la Fase de Ascenso a LEB Plata. Los de Berni Álvarez cayeron ante Ardoi víctimas del buen partido de sus rivales y, sobre todo, de las concesiones que dieron a los navarros. Mientras los navarros encontraron el camino para golpear a la defensa azulada con sus mejores hombres, Savistki y Matos, al que se unió el argelino Hibab, ni Ferran Torres ni Pape, ni Adrià Duch tuvieron el día. Los primeros sucumbieron a la intensidad defensiva. El de l’Hospitalet apenas sumó 10 puntos mientras que Pape logró casi todos sus puntos desde la línea de tres. Al mismo tiempo, el alero castellonense no conseguía anotar ni siquiera liberado defensivamente. Solo sumó 2 triples de 14, los dos que logró al comienzo del partido.

Un inicio que fue excelente. Imposible hacerlo mejor para disipar posibles nervios. Adrià Duch y Pape entraron al partido con la muñeca a punto. Tres triples clavaron entre ambos en menos de dos minutos. Ferran Torres tenía un duelo interesante ante Savitski. Uno de esos enfrentamientos que tanto motivan al pívot de l’Hospitalet Infant y que, en la dinámica del grupo, dominó en los primeros compases.

Al Ardoi le costaba seguir la circulación de balón del conjunto tarraconense y permitía situaciones fáciles para probar desde la línea exterior. Eran tan claras las opciones que los azulados abusaron y el aro empequeñeció. Al mismo tiempo los navarros fueron cogiendo aire tras el huracán azulado. Poco a poco fueron asentándose en la pista del Polideportivo Ciudad de Algeciras para voltear la situación antes de que finalizar el primer periodo. Un parcial de 13-0 encajado sin que los hombres de Berni Álvarez encontraran soluciones puso al CBT por debajo a falta de dos minutos para la conclusión. Y lo que es peor, colapsó mentalmente al equipo. De nada sirvió el tiempo muerto del entrenador tarraconense. El equipo no encontraba los ajustes defensivos para frenar el arrebato de Ardoi.

Los navarros se mostraron muy acertados. Especialmente desde la línea de tres con Narvaez ejerciendo de francotirador infalible. Salvó el cuarto un 2+1 de Dani Tugores que dejó el marcador en 17-21.

El CBT entró al segundo cuarto en media rotación, pero no le impidió recuperar algo de terreno perdido, gracias a otra jugada de 2+1 de Tugores. Hasta que se activaron las dos grandes armas de Ardoi: Savitsky y Hibab. Entre ambos, que sumaron la mitad de los puntos de su equipo, y con un acierto conjunto del 58% en tiros de tres puntos el equipo de Unzue puso tierra de por medio. Se superó la barrera de los diez puntos y puso nervioso a los azulados que cayeron en la precipitación.

Enfrente Ardoi seguía defendiendo con intensidad impidiendo cerrando pases para que Torres o Pape pudieran sacar la cabeza en la pintura. Sólo Tugores conseguía, con sus habituales penetraciones imposibles, los puntos que mantenían a los tarraconenses aferrados al partido. Duch mejoraba escasamente el pobre porcentaje de triples cebetista, pero respondía el argelino Ainatu para dejar el marcador en 37-47.

Si el segundo cuarto lo ganó Ardoi, el tercero lo perdió el CBT. Ellos mismos tiraron por la borda el sobreesfuerzo para recortar hasta los cinco puntos la diferencia.  Los de Berni Álvarez ofrecieron todo tipo de facilidades en el rebote defensivo. Los navarros habían rebajado su acierto pero conseguían hasta tres y cuatro oportunidades gracias al trabajo bajo el aro. A ello se le sumaba fallos inexplicables en ataque perdiendo balones en superioridad clara. Savitski iba sumando puntos en pista, mientras Matos y Ochotorena aportaban las unidades cuando el pívot de origen soviético estaba recuperando fuerzas en el banquillo. El ataque incisivo y coordinado de Ardoi aún amplió su ventaja antes de comenzar el último cuarto.

Un periodo que arrancó con un triple de Habib para situar el marcador en 51-65. Lo intentaba el CBT con canastas rápidas pero muy trabajadas, aunque Ardoi siempre respondía. Ya fuera por Ochotorena o Hibab. Los navarros no bajaban la intensidad y anticipación a las jugadas azuladas. Los nervios, las inquietudes de los jugadores tarraconenses se reflejaban en la pista con un sinfín de imprecisiones y canastas de resignación que tampoco lograban su cometido. Con el partido casi perdido el objetivo era reducir la diferencia por si el ascenso se resolviera en los puntos.

El equipo de Berni Álvarez debe recuperarse ahora del varapalo lo antes posible para medirse a Estudiantes en las mejores condiciones mentales. La fase concede premio al primero, todavía posible, y al segundo, aunque tenga que dirimirse en el partido del domingo.

Temas

Comentarios

Lea También