Deportes EBA

El CBT gana al Barberà y logra un inicio histórico

Es su sexta victoria (81-64) en seis partidos que le permite conseguir el mejor comienzo en lo que va de siglo

Juanfran Moreno

Whatsapp
Ousmane intenta penetrar ante la defensa de un jugador del Barberà. FOTO: PERE FERRÉ

Ousmane intenta penetrar ante la defensa de un jugador del Barberà. FOTO: PERE FERRÉ

El Serrallo tiene enfrente a un equipo especial. Uno de esos que genera ilusión. Mezcla una juventud y una experiencia a la que da forma una mente privilegiada del baloncesto como es Berni Álvarez. Este CBT sufre de altibajos, pero tiene un carisma especial. Posee jugadores diferentes con puntos en sus manos y con una personalidad marcada. Ayer lograron sumar la sexta victoria en seis partidos de la temporada frente a un Barberà que vendió cara su piel (81-64). Un inicio histórico y que le sitúa como el mejor del club en lo que va de siglo. Palabras mayores. Gasolina para un conjunto que quiere aspirar al ascenso y que de momento pisa firme para ello. Más allá de eso, lo importante es que hay varios jugadores que no superan la veintena, con Ousmane como abanderado de este movimiento, que están creciendo a pasos agigantados. Son rebeldes con causa porque han comprendido que están ante una oportunidad histórica para su progreso.

Hasta cuatro ataques necesitó el CBT para ver aro en un inicio espeso de encuentro. Tuvo que ser Orion quien desde el 6’75 clavase la primera daga a un Barberà que había comenzado el encuentro sin complejos consiguiendo colocar un 0-5 de salida. Se alimentó desde el triple el conjunto azulado en los primeros compases con otros dos lanzamientos de tres esta vez enchufados por Sherif (9-7). El perímetro funcionaba y aniquilaba en cierta medida las pequeñas dudas que habían ofrecido los de Berni Álvarez en ataque en los primeros cinco minutos de encuentro. En todo caso, el colista venía con ganas de guerra y no se amilanó, firmando un más que interesante primer cuatro (14-14).

El inicio del segundo cuarto no pudo ser más desafiante por parte del Barberà. Triple inicial y recuperación y canasta para proclamar la ley del desafío (14-19). No terminaba de sentir cómodo el CBT. Anotaba y se acercaba en el marcador (20-22), pero no alcanzaba ese ritmo de juego que le interesa. Faltaba regularidad en ataque ante un Barberà que estaba metiendo intensidad y agresividad aprovechando la permisividad colegial.

Berni tiró de la vieja guardia para apagar el incendio porque el partido estaba cogiendo un regusto amargo (24-30). Orion, Sherif y Hoexum a pista. El primero aceptó el desafío y clavó un triple importante para frenar el mal momento cebetista (27-30). Otra vez se encomendaban los de Berni Álvarez al triple para generar puntos. Esta vez era Estebanell quien lanzaba liberado tras un buen pase de Sherif (30-31). Orion certificaba la reacción con una bonita transición de lado a lado de la pista (32-31). Un 2+1 de Sherif impulsaba al CBT antes del descanso (35-31).

No le vino bien el descanso a un CBT que volvió a salir adormilado. El Barberà castigó sin titubeos (35-35). El que sí que entró conectado fue Dani Tugores que agitó el ataque con un triple y una asistencia a Güixens (40-37). El base cebetista seguía desatado repartiendo juego y hasta cogiendo rebotes ofensivos que acababan en puntos sencillos (46-44). JJ Miguel y Ousmane, el veterano y el adolescente, aparecieron para colocar una ventaja interesante en el ecuador del tercer cuarto (50-44). Gerard Estebanell finalizó el tercer cuarto ofreciendo minutos de calidad en lugar de Tugores. El base le dio ritmo y atrevimiento a un mejorado ataque que permitió a los locales marcharse con una ventaja importante en el marcador (55-48).

Eran los minutos de Estebanell y el equipo lo sabía. El CBT se estaba arropando en su descaro, pero el Barberà estaba completando un partido muy serio y encima estaba encontrando el acierto exterior en el último cuarto (59-60). Otra vez entró Tugores a la pista y lo volvió a hacer en un estado de gracia absoluto. Un triple suyo y de Hoexum sacaban al CBT del apuro (65-60). Otra vez el holandés aparecía desde el perímetro a falta de tres minutos para hacerle mucho daño a un Barberà al que se le comenzaba a intuir desgaste en lo físico y lo mental (68-62). Mendes asestaba el penúltimo golpe con una bonita transición (70-62). El colista terminó cediendo y se fue del partido, permitiendo a los azulados conseguir una renta que no reflejó la dificultad que ofreció el partido (81-64).

Temas

Comentarios

Lea También