Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El CBT hace temblar al Cáceres pero acaba castigado a triples (54-68)

Celebra la permanencia con un buen partido contra el líder de la categoría
Whatsapp
Orukpe defiende un ataque ante el base del Cáceres José Antonio Marco, jugador más valorado del partido de anoche en el Serrallo. Foto: Pere Ferré

Orukpe defiende un ataque ante el base del Cáceres José Antonio Marco, jugador más valorado del partido de anoche en el Serrallo. Foto: Pere Ferré

El CBT se despidió del Serrallo hasta la próxima temporada poniendo contra las cuerdas al Cáceres. Con rachas de juego soberbias y una defensa muy sólida, los hombres de Berni Álvarez dieron una muestra del juego atrevido que les ha llevado a sellar la permanencia en Leb Plata al borde de colarse en el play off de ascenso.

El Cáceres llegaba a Tarragona con el ascenso en juego. Sin margen de error y con ocho victorias a sus espaldas. El equipo extremeño supo encontrar alternativas a su juego interior, totalmente anulado por la defensa cebetista, y se llevó el partido desde el perímetro. 14 triples anotó el líder en todo el duelo, cinco de forma consecutiva en el último cuarto. Fue su salvación cuando más apretaba el CBT.

Hester y Giménez abrieron el partido con dos canastas, antes de que Nguema anotara el primer triple cacereño. El escolta visitante volvió a anotar de 3 poco después, aunque dos triples de Congiusta conducían a los tarraconenses al 12-7 en el ecuador del período. Un 2+1 de Alan fue el preludio de la revolución cacereña.

El conjunto de Antonio Bohigas dejó cuatro minutos en blanco al CBT y aprovechó para escaparse en el marcador con un parcial de 14-0. Empujado por el acierto de Cruz y Jakstas desde el perímetro, el Cáceres se ponía diez arriba (14-24) poco antes de cerrar el primer asalto (16-26).

Tras unos minutos de frenesí, las defensas tomaron el protagonismo en el segundo cuarto. Torres recortaba las diferencias para el CBT, mientras el Cáceres tardaba cuatro minutos y medio en anotar su primera canasta, obra de José Antonio Marco. A partir de ahí, el base visitante cogió el volante del equipo para acabar con la mejor valoración del partido (10 puntos, 3 rebotes y 7 asistencias para 18 de valoración).

Con un juego muy seguro en su zona, los tarraconenses aprovecharon para acercar posturas. Santiago salió a pista y tuvo su fogonazo, con un triple y una canasta consecutivas que reducían a cinco puntos la diferencia (27-32), una distancia que se mantuvo hasta el descanso (30-35).

Fue en el tercer período cuando el CBT más hizo temblar al Cáceres, con un ritmo eléctrico y una defensa muy compacta. Hasta en tres ocasiones agotó el Cáceres la posesión sin poder tirar. Sólo Fernando Fernández alimentó el contador visitante, con un par de canastas, mientras Hester y sobre todo Orukpe llevaban a los tarraconenses a igualar el marcador (41-41, 26’).

Eran los mejores minutos del equipo local, que había encontrado el equilibrio perfecto. Hester ponía por delante al CBT y David Fernández y Torres colocaban la ventaja más amplia para el equipo azulado a dos minutos de concluir el cuarto (47-41). Jakstas recuperó el pulso al Cáceres tras una buena jugada personal, mientras Corrales, con el enésimo triple cacereño, volvía a poner el duelo al rojo vivo a las puertas del período decisivo (48-46).

Alaminos abrió fuego para los locales, pero entonces llegó la lluvia de triples al pabellón del Serrallo. Hasta cinco seguidos anotó el Cáceres, que se disparó otra vez por encima de los diez puntos (51-63). Con una facilidad pasmosa que contrastaba con las dificultades que encontraba el CBT para trenzar jugadas sin perder la pelota. Fue la puntilla a un partido en el que el CBT volvió a luchar de tú a tú contra uno de los grandes y dijo adiós a su afición con una sonrisa.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También