Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El CBT se da un festín y acaricia la permanencia (96-64)

Fue muy superior al colista Araberri
Whatsapp
El base David Fernández fue el mejor jugador cebetista del partido, con 13 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias para 20 de valoración. Foto: Pere Ferré

El base David Fernández fue el mejor jugador cebetista del partido, con 13 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias para 20 de valoración. Foto: Pere Ferré

Sin color. El CBT no encontró rival ayer en el Araberri y brindó al Serrallo una victoria sin peros. La más abultada de la temporada (96-64) y la más determinante de cara a lograr el objetivo de la permanencia. El cuadro tarraconense, que ha ganado cinco de los últimos seis partidos, podría sellar la salvación la próxima semana en su visita al Peixegalego. Si el Pla pierde hoy –contra el Peixegalego precisamente– y los de Berni Álvarez se imponen en Pontevedra el sábado que viene, el CBT estará matemáticamente salvado.

Lo de ayer fue una demostración de superioridad sin paliativos. El partido arrancó con un parcial de 12-0 y ya todo fue cuesta abajo. El conjunto azulado exhibió un gran potencial tanto en defensa como en ataque para seguir creciendo como equipo y dejar un poco más desahuciado al Araberri, que se desplazó a Tarragona con una plantilla de siete jugadores. Sólo un milagro evitaría ya el descenso de los alaveses, que podrían despedirse hoy mismo de la categoría si el Sammic gana su partido contra el Zornotza.

 

Fernández se destapa

El duelo le sirvió a Berni también para presumir de fondo de armario. Con seis hombres por encima de los dos dígitos de valoración, se destapó especialmente David Fernández, que fue el mejor de los locales, con 13 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias para una valoración de 20 puntos. Orukpe volvió a estar sobresaliente en tareas defensivas (10 rebotes y 2 tapones) y Congiusta se llevó la máxima anotación del equipo, con 3 triples y 15 puntos. Otra nota positiva fue el regreso tras su lesión de Ferran Torres, que jugó 13 minutos y colaboró con 4 puntos y 4 rebotes.

El quinteto de salida cebetista pisó el acelerador y el Araberri ya no encontró respuesta. El desacierto fue la tónica general del equipo vasco, que no encontraba la vía hacia canasta y que veía como el CBT flanqueaba su defensa sin apuros. Tardó más de tres minutos en romper su sequía el equipo visitante y al ecuador del cuarto el marcado reflejaba ya un 16-5. No aminoró la marcha el CBT, muy solvente en cada acción ofensiva y presionando muy bien cada posesión rival. Al final del período mantuvo los 11 puntos de renta (26-15).

Los de Berni prosiguieron con idéntico guión en el segundo asalto. Poco a poco, el equipo fue abriendo brecha en el marcador ante un Serrallo que volvió a presentar muy buena entrada y que agradecía cada acción de calidad del equipo. Y no fueron pocas. Mediado el cuarto Congiusta brindó un mate genial para Hester y, poco después, el australiano, con un triple y una canasta bajo el aro, llevó la ventaja más allá de los 20 puntos (45-22, 17’). Al otro lado de la pista, cada ataque del Araberri era estéril y sólo desde la línea de libres conseguían los vitorianos rascar algún punto. Con el viento muy de cara, el CBT se fue al descanso doblando la anotación rival (51-25).

Un par de triples fallados de los locales permitieron al equipo vasco anotar tres canastas seguidas en el regreso de vestuarios (51-31, 22’). No tardó nada en ponerse otra vez las pilas el CBT. Un triple de Fernández apagó de nuevo el empuje visitante. El base cebetista resolvió los dos siguientes ataques con dos penetraciones brillantes (60-35, 26’), mientras David Ortega, el mejor de los vascos –acabó con 24 puntos y 6 rebotes–, mantenía la anotación visitante. En los últimos compases, dos triples de Martínez volvían a relanzar la distancia del CBT (68-46).

A pesar de tener la victoria más que apuntalada, el cuadro cebetista no aflojó en los 10 minutos finales. Más bien al contrario. Con el rival acusando la falta de recambios, los tarraconenses se dedicaron a lucir repertorio ataque tras ataque. Y se sumaron Barberà, con dos tiros libres y una canasta, y Santiago, con dos triples, para cerrar el festín con una victoria crucial (96-64).

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También