Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El CBT tira de carácter

Salim Gloyd y Diego Gallardo se resarcen de su mal partido en Navarra, cero puntos, con una excelente actuación en la victoria frente Arcos Albacete (84-73)

Jaume Aparicio López

Whatsapp
Diego Gallardo penetra a canasta ante la oposición de un jugador del Arcos Albacete, el pasado sábado en el Serrallo. Foto: pere ferré

Diego Gallardo penetra a canasta ante la oposición de un jugador del Arcos Albacete, el pasado sábado en el Serrallo. Foto: pere ferré

El CB Tarragona presenta batalla para evitar el descenso. No va a ceder su plaza a la ligera. Le ha costado mucho al club, a la plantilla y a los técnicos mantener el proyecto de LEB Plata a flote como para tirarlo todo por la borda en una campaña irregular. Nadie en el club del Serrallo baja los brazos. Confían en el mismo equipo que el curso pasado regaló una temporada deliciosa a todos los amantes del baloncesto de la ciudad. Si alguien puede remontar el vuelo es sin duda Berni Álvarez y su pandilla.

En el partido frente al Arcos Albacete (84-73) demostraron tener mucha vida por delante todavía. Después de un desenlace cruel en Pamplona (85-79), cayendo en la prórroga después de ir arriba en el marcador durante todo el encuentro, había jugadores que querían resarcirse de ese tropiezo. Dos, especialmente. Salim Gloyd y Diego Gallardo.

El ala-pívot de Seattle y el escolta se quedaron sin anotar en el encuentro ante el Basket Navarra. El jugador andaluz solo estuvo 7:49 minutos en pista. Su actuación tuvo un cero de valoración. Falló los dos lanzamientos de tres que probó y perdió dos balones. Una única asistencia y un rebote defensivo fue toda su aportación positiva. Berni Álvarez no dudó en dejarlo en el banco y recriminarle algunas de sus acciones en el mismo parqué. Las enseñanzas del técnico tarraconense combinan derroches de confianza con resoluciones férreas ante la inconsistencia del aprendizaje.

Gloyd aún estuvo peor en la cancha navarra. Acabó con una valoración de -3. El ala-pívot estadounidense no hizo nada destacado en los 15 minutos que estuvo en pista. Tiró poco (un lanzamiento en todo el partido) y mal. 0 puntos y únicamente dos rebotes.


Resurgir
Ambos resurgieron el viernes pasado en el Serrallo. Tomaron responsabilidades y se erigieron como los mejores jugadores del CBT. El norteamericano anotó 21 puntos y capturó 6 rebotes. Una actuación que le valió una puntuación de 23 en valoración.

Por su parte, Diego Gallardo también acompañó al de Seattle en la anotación con 16 puntos en los 19:12 minutos que estuvo en pista. Cazó un rebote en aro rival y mientras el casillero de balones perdidos se quedó a cero, lograba una recuperación para los suyos. Su valoración final fue de 12 puntos.

Pero cuando hay que hablar de raza y carácter en el Serrallo siempre hay que hacer mención a Ferran Torres. La pista tarraconense es su territorio. Domina la pintura como el ‘Tiburón’ que es. El pívot de l’Hospitalet de l’Infant capturó 15 rebotes nada más y nada menos. Una barbaridad.

La plantilla mostró su rebeldía. La situación del CBT requiere de esa insurrección. Quedan cinco jornadas y todo parece indicar que se jugarán la permanencia con el Hospitalet. Un triunfo separa a los dos equipos, con el hándicap para los cebetistas que tienen el basket average en contra. Para presionar al conjunto del Baix Llobregat tendrán que mejorar su cara de visitante. De los cinco encuentros que restan jugarán tres lejos del Serrallo (ante Cambados, en la próxima jornada, Zamora y Alicante). En el Serrallo recibirán a Agustinos Leclerc (a tres victorias de los tarraconenses) y Morón.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También