Más de Deportes

El CD Riudoms completa una segunda vuelta idílica

Fútbol Femenino. La victoria ante el Pardinyes hace que las de Lucha acaben el curso en una histórica séptima plaza. La delantera Joaneta Roig, pichichi con 21 goles

Marc Libiano

Whatsapp
El CD Riudoms completa una segunda vuelta idílica

El CD Riudoms completa una segunda vuelta idílica

El CD Riudoms ha cerrado el curso con matrícula de honor, no sólo ha firmado una permanencia histórica en Primera Nacional,  sino que además ha logrado situarse en la séptima plaza de su grupo con 40 puntos. La extraordinaria segunda vuelta de las futbolistas de Raúl Lucha ha propiciado un éxito mayúsculo. 11 jornadas consecutivas sin conocer la derrota y unos números para optar al ascenso en la segunda parte del curso, se han convertido en la llave de oro para el equipo. 11 victorias, siete empates y 10 derrotas completan el bagaje de este primer viaje por el nuevo universo estatal de las riudomenses.

Su último acto se servicio se produjo este fin de semana, en el campo del Pardinyes. Los dos equipos se disputaban esa simbólica tercera plaza. Tres goles de Joaneta Roig conquistaron los tres puntos para el Riudoms y, además, le dieron a la delantera el trofeo pichichi con 21 dianas, la misma cifra que la jugadora del Sant Gabriel Sara. Compartirán honor.

El telón del curso no pudo resultar mejor para el equipo de Lucha, que ha mostrado una evolución en el juego formidable, traducida en resultados positivos, sobre todo en la parte crucial del campeonato. La permanencia obligará a la entidad a hacer un esfuerzo para intentar retener a sus futbolistas más determinantes con el propósito de seguir competiendo con las máximas garantías en el futuro.
Sarai Lucha es una de las voces autorizadas del vestuario amarillo. Dispone de la etiqueta de pionera dentro del fútbol femenino Tarragona.  

Junto a Alba Vilas llegó a militar en el FC Barcelona durante tres temporadas y alcanzó la internacionalidad con la selección española. «Antes no se apostaba tanto como ahora», reflexiona. Se vistió de azulgrana con 19 años. Hoy, a los 32, apura su carrera en el proyecto del Riudoms y comparte experiencia con su hermano Raúl, el técnico. «No es fácil tener a tu hermano de entrenador, porque al final soy una más», confirma.

Sarai no oculta la satisfacción que ha traído el progreso del equipo. «Hemos mejorado mucho. Pasamos de tener números de descenso a números para quedar terceras». La experiencia, los buenos consejos, forman parte de su ideario dentro de la caseta. «Intento hacer ver a las chicas jóvenes que tienen una gran oportunidad en el club. Antes, para jugar en Nacional, teníamos que irnos fuera», recalca.
Lucha es uno de los pilares de un vestuario que ya se ha encargado de confirmar los buenos presagios. Hay Riudoms para rato.

Temas

Comentarios

Lea También