Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

El CF Reus dobla el número de abonados

El ascenso a Segunda y la buena dinámica del equipo, segundo en la tabla, han despertado el interés de la ciudad. El club ha pasado de los 1.200 abonados del pasado curso a los 2.400 de ahora

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Los aficionados del CF Reus celebran la victoria ante el Lugo. Foto: Alfredo González

Los aficionados del CF Reus celebran la victoria ante el Lugo. Foto: Alfredo González

 

El Reus se hace grande o, por lo menos, eso indican los registros. La masa social ha aumentado la familia rojinegra en abonados. En la inauguración de la tienda oficial del club, en el Centre Comercial El Pallol, el presidente Xavier Llastarri expresó su satisfacción por haber alcanzado la cifra de 2.400 abonados, no socios, tal y como refleja la legalidad de una Sociedad Anónima Deportiva. Una cifra, por supuesto, pionera en la historia de la entidad reusense.
El ascenso a Segunda División y el impacto mediático que ofrece el fútbol profesional han llamado la atención de la ciudad y también de otros puntos de la comarca del Baix Camp. Incluso, la buena dinámica del equipo en su primera aparición en la categoría de plata también ha aportado un mayor reclamo por parte del exterior. Los 2.400 abonados no es una cifra infranqueable. Hasta el punto que se espera que vaya en aumento hasta final de temporada. El Reus ya pegó un pequeño estirón de masa social a finales del pasado curso, con la llegada del play off y el posterior ascenso. Se cerró esa temporada histórica con poco más de 1.200 abonados. La comparativa con la actualidad de masa social otorga con claridad una mejora considerablemente en ese sentido.
Mayor afluencia
Los datos también reflejan un número de público mayor en los partidos que el Reus disputa en el Estadi. Mucho mayor. Si durante el curso pasado en Segunda B la presencia de aficionados se reducía a un millar largo, a excepción de los partidos clave, ahora las gradas del Estadi ya no reflejan ni pizca de cemento. En las tres últimas citas ante el Rayo Vallecano, el Tenerife y el Lugo, este pasado sábado, se han reunido en el recinto del polígon Agro Reus 4.000 personas por fecha. En los anteriores ante Mirandés, el Numancia y el Cádiz se juntaron 3.000.
Sin duda, el atractivo de éxito que está impulsando el actual equipo de Natxo González es un atractivo indiscutible para acudir al Estadi cada 15 días. Ni los más optimistas pensaban en un Reus en la zona de ascenso directo después de once jornadas. El estado de optimismo se ha instalado en la ciudad. Sobre todo en la gente joven, que poco a poco, se va enganchando con el fútbol. Ya no resulta nada extraño ver a niños y niñas pasear con la camiseta rojinegra por las calles céntricas. 
Tienda estratégica
El club ha extendido su imagen al centro neurálgico de la ciudad, con la instalación de su primera tienda oficial en El Pallol, un lugar estratégico para captar nuevos abonados y exhibir los productos de la primera plantilla. Se hace más cómodo para los aficionados acudir a El Pallol que a las oficinas del Estadi, situado a las afueras de Reus. De hecho, desde la inauguración el pasado martes, se ha producido un movimiento interesante de curiosidad alrededor de la tienda.
Una demostración del buen momento que vive el Reus a nivel deportivo y socialfue la comunión perfecta entre equipo y aficionados el pasado sábado, sobre todo cuando el Lugo apretó en el segundo tiempo. En lugar de reprochar nada a sus jugadores, los hinchas del Reus no cesaron de animar. El premio, una ovación conjunta por las dos partes al final de los 90 minutos, con la imagen de la plantilla reunida en el centro del campo, agradeciendo el esfuerzo de sus seguidores.
En los desplazamientos de la primera plantilla se ha notado el interés de los aficionados para desplazarse. De momento a lugares cercanos. En Girona, por ejemplo, más de 200 ocuparon la zona de la grada habilitada para la afición foránea. Este sábado, a Huesca, también se han organizado viajes con autocar incluido, debido a la relativa cercanía con la población aragonesa. Se podrían reunir en El Alcoraz, el estadio del Huesca, más de un centenar se seguidores rojinegros.

El Reus se hace grande o, por lo menos, eso indican los registros. La masa social ha aumentado la familia rojinegra en abonados. En la inauguración de la tienda oficial del club, en el Centre Comercial El Pallol, el presidente Xavier Llastarri expresó su satisfacción por haber alcanzado la cifra de 2.400 abonados, no socios, tal y como refleja la legalidad de una Sociedad Anónima Deportiva. Una cifra, por supuesto, pionera en la historia de la entidad reusense.

El ascenso a Segunda División y el impacto mediático que ofrece el fútbol profesional han llamado la atención de la ciudad y también de otros puntos de la comarca del Baix Camp. Incluso, la buena dinámica del equipo en su primera aparición en la categoría de plata también ha aportado un mayor reclamo por parte del exterior. Los 2.400 abonados no es una cifra infranqueable. Hasta el punto que se espera que vaya en aumento hasta final de temporada. El Reus ya pegó un pequeño estirón de masa social a finales del pasado curso, con la llegada del play off y el posterior ascenso. Se cerró esa temporada histórica con poco más de 1.200 abonados. La comparativa con la actualidad de masa social otorga con claridad una mejora considerablemente en ese sentido.

Mayor afluencia

Los datos también reflejan un número de público mayor en los partidos que el Reus disputa en el Estadi. Mucho mayor. Si durante el curso pasado en Segunda B la presencia de aficionados se reducía a un millar largo, a excepción de los partidos clave, ahora las gradas del Estadi ya no reflejan ni pizca de cemento. En las tres últimas citas ante el Rayo Vallecano, el Tenerife y el Lugo, este pasado sábado, se han reunido en el recinto del polígon Agro Reus 4.000 personas por fecha. En los anteriores ante Mirandés, el Numancia y el Cádiz se juntaron 3.000.

Sin duda, el atractivo de éxito que está impulsando el actual equipo de Natxo González es un atractivo indiscutible para acudir al Estadi cada 15 días. Ni los más optimistas pensaban en un Reus en la zona de ascenso directo después de once jornadas. El estado de optimismo se ha instalado en la ciudad. Sobre todo en la gente joven, que poco a poco, se va enganchando con el fútbol. Ya no resulta nada extraño ver a niños y niñas pasear con la camiseta rojinegra por las calles céntricas. 

Tienda estratégica

El club ha extendido su imagen al centro neurálgico de la ciudad, con la instalación de su primera tienda oficial en El Pallol, un lugar estratégico para captar nuevos abonados y exhibir los productos de la primera plantilla. Se hace más cómodo para los aficionados acudir a El Pallol que a las oficinas del Estadi, situado a las afueras de Reus. De hecho, desde la inauguración el pasado martes, se ha producido un movimiento interesante de curiosidad alrededor de la tienda.

Una demostración del buen momento que vive el Reus a nivel deportivo y social fue la comunión perfecta entre equipo y aficionados el pasado sábado, sobre todo cuando el Lugo apretó en el segundo tiempo. En lugar de reprochar nada a sus jugadores, los hinchas del Reus no cesaron de animar. El premio, una ovación conjunta por las dos partes al final de los 90 minutos, con la imagen de la plantilla reunida en el centro del campo, agradeciendo el esfuerzo de sus seguidores.

En los desplazamientos de la primera plantilla se ha notado el interés de los aficionados para desplazarse. De momento a lugares cercanos. En Girona, por ejemplo, más de 200 ocuparon la zona de la grada habilitada para la afición foránea. Este sábado, a Huesca, también se han organizado viajes con autocar incluido, debido a la relativa cercanía con la población aragonesa. Se podrían reunir en El Alcoraz, el estadio del Huesca, más de un centenar se seguidores rojinegros.

 

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También