Más de Deportes

El CF Reus se enfrenta al Almería, fiabilidad defensiva y vértigo en ataque

El conjunto de Fran Fernández es un equipo sin grandes nombres propios  que llega en racha tras encadenar dos victorias consecutivas

Juanfran Moreno

Whatsapp
El Almería celebra uno de los dos goles logrados frente al Numancia. Foto: UD Almería

El Almería celebra uno de los dos goles logrados frente al Numancia. Foto: UD Almería

El CF Reus visita este domingo a un Almería que sonríe con más fuerza que nunca en los últimos meses después de encadenar dos victorias consecutivas ante dos rivales imponentes como son Zaragoza y Numancia. Lo ha hecho dando una lección de equipo y demostrando que pese a presentar un equipo sin grandes nombres propios cuenta con una idea de juego bien definida y un espíritu de lucha que no duda en sacar a relucir en cada minuto que pasa sobre el terreno de juego.

El conjunto dirigido por Fran Fernández presenta argumentos sólidos para asegurar que el CF Reus va a sufrir de lo lindo para puntuar en el Estadio de los Juegos Mediterráneos de Almería. A grandes rasgos, hablamos de un equipo muy sólido en fase defensiva y con una verticalidad en zona ofensiva que complica y mucho la vida a la defensas rivales.

De manera más detallada, pasamos a analizar sus aspectos defensivos. El cuadro almeriense es un equipo que apuesta por el repliegue intensivo bajo el 4-4-2 que arma en fase defensiva. Bajo este esquema, los de Fran Fernández se juntan y no dejan espacios. Es difícil batirles líneas mediante la posesión ya que el acordeón defensivo por el que apuestan les suele funcionar con mucha fiabilidad.

El Almería defiende con un 4-4-2 en bloque que dificulta mucho que el rival pueda circular con balón en campo contrario.

Además, es un equipo que dificulta la salida del balón del rival desde la primera línea defensiva. Arriba cuenta con dos incordios como son Álvaro Giménez y Juan Carlos que trabajan de manera muy solidaria sin balón. Aprietan a los centrales del equipo rival y eso provoca que en muchas ocasiones la salida del cuero del equipo rival no sea nada limpia. Sin ir más lejos, al Numancia de Garai le obligaron a jugar en largo en muchas acciones del encuentro.

Álvaro Giménez y Juan Carlos aprietan mucho en la salida del balón rival. Su trabajo sin balón provoca que los rivales tengan problemas para superar la primera línea de presión.

En fase ofensiva, el equipo almeriense no oculta cuáles son sus virtudes. El Almería es un equipo extremadamente vertical que no duda en acudir al espacio cuando se le presenta la más mínima posibilidad para ello.  El hecho de contar con cuatro futbolistas de ataque muy rápidos les permite arroparse con éxito en esta idea.

Por tanto, estamos ante un equipo que no busca la asociación ni el sacar el balón jugado desde atrás como por ejemplo el CF Reus; todo lo contrario, el conjunto andaluz suele saltarse la medular para lanzar directamente desde la defensa a la delantera. Allí habitan dos futbolistas que no siempre han actuado de delanteros a lo largo de su carrera, pero que están demostrando entenderse bien en la doble punta del ataque.

Álvaro Giménez y Juan Carlos acuden al espacio con fe y fuerza y suelen saldarse como vencedor en muchos duelos. Además, presentan una virtud y es que en esa anarquía ofensiva y veloz por la que suele apostar Fran Fernández, son dos futbolistas muy difíciles de detectar ya que se mueve por todo el frente de ataque y suelen caer a banda. Esto provoca que en muchas ocasiones el centro del ataque almeriense se quede sin referencia ofensiva.

Juan Carlos y Álvaro Giménez tienen total libertad de movimientos en el frente de ataque. Eso le permite al Almería contar con dos delanteros de mucha movilidad que en ocasiones son indetectables en el frente ofensivo.

Temas

Comentarios

Lea También