Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El CF Reus sigue a dos puntos del play off, pero se acerca al tercero de la tabla

De las 22 ocasiones en las que los granas se han adelantado en el marcador, en 17 logró la victoria final y sólo en 5 acabó cediendo el empate
Whatsapp
El jugador rojinegro Álex Colorado conduce el cuero en el duelo de esta jornada en casa ante el Badalona. Foto: Alba Mariné

El jugador rojinegro Álex Colorado conduce el cuero en el duelo de esta jornada en casa ante el Badalona. Foto: Alba Mariné

Cuando el Nàstic se adelanta en el marcador suele ser sinónimo de victoria. Si los granas golpean primero, el rival suele acabar noqueado y besando la lona. Así ha sido en 17 de las 22 ocasiones en las que los granas han marcado primeros en el partido. Solo en cinco ocasiones los tarraconenses acabaron cediendo. El primer rival que consiguió recuperarse de un gol inicial grana fue el Badalona en el Nou Estadi. Lo hizo con un más que discutible penalti que sirvió para que Abraham igualase el tanto de Rayco (1-1). El Zaragoza B, en la primera vuelta, logró remontar el gol de Molina, en un partido en el que Azkorra salvó un gol en los minutos finales (2-2). Mallorca B, próximo rival grana en el Nou Estadi, se convirtió en el tercer equipo en reponerse a un gol grana. Otro riguroso penalti, que transformó Omoigui, neutralizó el gol de Rayco en el primer minuto de juego (1-1).

En esta segunda vuelta, dos han sido los equipos que resistieron a una estocada del Gimnàstic. El Atlético Baleares (1-1) y el Cornellà, el último en hacerlo. Lago abrió la cuenta, pero David García y Gallar le dieron la vuelta al marcador. Marcos rescató un punto a falta de un cuarto de hora para el final (2-2).

El cuadro tarraconense gestiona la ventaja con precisión. Con el viento a favor se siente tan cómodo que no le importa ceder la iniciativa del balón al rival. Pues domina ambos registros. El de constructor de juego, y el de destructor.

Destaca su capacidad para adormecer y desesperar al contrario cuando el marcador es favorable. El Zaragoza B fue el último en sufrir esa sensación de impotencia cuando uno trata de buscar el punto débil de la enorme telaraña que instalan los granas y que abarca todo el campo. Desde la primera línea, con la presión del delantero, hasta el portero. Un despliegue que no concede espacios a los futbolistas del otro equipo. A través del juego de posición minimizan al máximo el tiempo que tiene el jugador contrario para pensar y también las opciones para resolver la situación.

Cinco goles tempraneros

Esa capacidad de sacar el máximo provecho cada vez que abren el marcador, se ve reforzada por los goles tempraneros que se están convirtiendo en los últimos cinco encuentros en una costumbre.

El Gimnàstic ha conseguido marcar antes del primer cuarto de hora de manera consecutiva en los cinco últimas jornadas. El gol de Rayco en La Romareda, a los cuatro minutos de juego, fue el segundo más madrugador del curso. El mismo canario consiguió el tanto más rápido del equipo esta temporada en la Ciudad Deportiva del Mallorca, en el primer minuto de partido.

Marcos en el 12, ante el Espanyol B, Lago Júnior contra el Cornellà en el 12, Pablo Marí frente al Reus en el 8’ y Xisco Campos en Olot a los siete de juego, han sido las otras cuatro dianas que el Nàstic ha conseguido marcar antes de cumplirse el primer cuarto de hora de juego.

Ese periodo es el más provechoso para el conjunto grana en el aspecto goleador, con el 29,7% de los tantos anotados. Los últimos quince minutos también son lucrativos, con el 21,6% de los goles.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También