Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes TENIS

El CT Reus Monterols expulsa a varios apostantes durante su torneo ITF de tenis

La normativa prohíbe apostar desde las propias instalaciones, pero hay quien se la salta intentando adelantarse así a las jugadas y al marcador en vivo que actualiza el juez árbitro

Francesc Joan

Whatsapp
El cartel informativo está colgado en la pista central del Reus Monterols. FOTO: Alfredo González

El cartel informativo está colgado en la pista central del Reus Monterols. FOTO: Alfredo González

Un cartel informativo colgado en cada pista del Club Tennis Reus Monterols avisa a los espectadores desde el martes. «Durante el juego, ningún espectador o tercera parte puede recopilar,  difundir, transmitir o enviar marcadores de los partidos desde el recinto del torneo», avisa de entrada. «El uso continuado de ordenadores portátiles, o dispositivos electrónicos portátiles está prohibido en la zona de espectadores», prosigue. Y acaba con letras subrayadas: «Cualquier persona que sea descubierta violando estas normas, será expulsada del recinto». 

Las advertencias son claras, pero ni aún así. Los apostadores han hecho acto de presencia en las instalaciones del club reusense durante la celebración del torneo ITF World Tour. Su objetivo es claro: ganar dinero aprovechando que a pie de pista pueden apostar en cada punto justo antes de que acaben las jugadas (intuyendo de qué lado van a caer y/o adelantándose al juez árbitro, que teclea en su PDA el punto y actualiza el marcador).

La Federación Internacional de Tenis (ITF) propugna que puedan realizarse apuestas desde fuera de las instalaciones precisamente gracias a la circunstancia que los partidos ofrecen sus marcadores on line, aunque algunas personas tratan de hacerlo a pie de pista para disponer de esa ventaja y hacer apuestas más seguras.

El Reus Monterols ha extremado la vigilancia durante esta semana. Es un requisito de la ITF en sus torneos. Desde el martes un vigilante de seguridad privada custodia el acceso a las instalaciones desde el párking y otro, ya en las gradas de las pistas, vigila que nadie haga un uso reiterado de móviles y tabletas. «El martes expulsamos a varios apostadores. Aparecieron todos de golpe y en bloque en una misma pista, en un partido nada atractivo a priori, y les descubrimos. Todos acabaron expulsados», explican desde el Club Tennis Reus Monterols.

Lo más sorprendente del caso es que entre las personas expulsadas en la jornada del martes figuraban algunos encausados en la llamada Operación Bitures. Se trata de una investigación de la Audiencia Nacional contra una trama criminal vinculada al mundo del tenis que apostaba grandes cantidades de dinero siempre a caballo ganador, ya que había jugadores compinchados con los apostantes. La operación tiene ramificaciones con Tarragona.

Los vigilantes, ante cualquier motivo de duda, cotejan con las personas que han usado el móvil junto a las pistas durante un partido si son o no socios del propio Reus Monterols antes de expulsarles de las instalaciones. 

Temas

Comentarios

Lea También