Más de Deportes

El Cádiz más vulnerable de los últimos años

El conjunto de Álvaro Cervera no está siendo ni contundente en fase defensiva ni brillante en ataque

Juanfran Moreno

Whatsapp
El once inicial del Cádiz en el último partido disputado en el Carranza. Foto: Cádiz CF

El once inicial del Cádiz en el último partido disputado en el Carranza. Foto: Cádiz CF

El Cádiz no ha comenzado la temporada con buen pie. Poco queda de aquel equipo fiable en defensa y vertiginoso en ataque que la temporada pasada arrasó con muchos de los rivales de la categoría. Aquel equipo dirigido por Álvaro Cervera quizás mereció el ascenso, pero el fútbol no tiene memoria.

Esta temporada, el cuadro gaditano solo ha sumado una victoria y fue en la primera jornada frente al Almería. Por tanto, acumula seis jornadas consecutivas sin ganar y en las dos últimos ha cosechado dos derrotas que hacen que el Carranza vaya adquirir un aspecto de juzgado este domingo.

Los argumentos que respaldan esta crisis de resultados del Cádiz son totalmente exponibles. El conjunto amarillo es un equipo que defiende y ataque peor. Así de sencillo. La realidad es que el equipo dirigido por Álvaro Cervera no está encontrando unos resultados en los que arroparse y tampoco una buena dinámica de juego.

El Cádiz CF defiende con un 4-4-2 muy marcado pero que este año no está siendo tan hermético como el curso pasado. En este frame se puede ver como el Tenerife le rompe las dos primeras líneas.

En fase defensiva, el Cádiz concede muchas más ocasiones que la temporada pasada. Hay que recordar que estamos hablando del equipo menos goleado del curso pasado con solo 29 goles recibidos. Sin embargo, este año el 4-4-2 que dibuja en fase defensiva no está consiguiendo ser tan hermético. Sin ir más lejos, ante el Tenerife cayó por la mínima pero lo cierto es que los isleños tuvieron más ocasiones claras a lo largo del partido. Además, llevan desde la primera jornada de campeonato sin dejar la portería a cero.

En ataque, el Cádiz es un equipo que asusta menos. El año pasado era uno de los equipos que mejor dominaban las transiciones ofensivas. Con dos puñales en banda como Álvaro García y Salvi eran prácticamente incontenibles cuando tenían espacios por delante para correr. El primero ya no está y de momento no le encuentran relevo y el segundo ha bajado sus prestaciones de manera evidente.

Al Cádiz hay que atarlo por banda. Allí empieza su fase ofensiva. Cuenta con extremos rápidos y laterales profundos. En todo caso, no está consiguiendo tener otro argumento ofensivo y este no le termina de funcionar.

Los amarillos siguen siendo un equipo que aposta por la velocidad y por el juego por bandas. Sin embargo, este año no está consiguiendo generar desequilibrio con esta idea. Además, es un equipo que si no tiene espacios le faltan recursos para hacer daño al rival. Quizás le falta magia en tres cuartos de campo y por ello no suelen tener demasiada fluidez a la hora de mover el balón. En la posición de enganche ha probado a Álex Fernández, Manu Vallejo y Aketxe pero ninguno de los tres se ha terminado de asentar. Los cuatro goles a favor que suma demuestran las carencias ofensivas del equipo. Junto a Nàstic y Rayo Majadahonda es el equipo menos goleador de la categoría.

El Nàstic tiene claro cuál es el plan a seguir para derrotar al Cádiz. No debe dejarle espacios para correr, debe sumergir el encuentro en un trance constante y debe aprovechar las ocasiones de gol que disponga. Las va a tener porque todos los rivales que se han enfrentado al conjunto amarillo las han tenido.

Temas

Comentarios

Lea También