Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Calafell pierde en Lleida en una derrota sin consecuencias

Sin nada en juego, los del Baix Penedès cayeron a domicilio por la mínima
Whatsapp
Un jugador del Lleida y otro del Calafell pelean por controlar una bola, durante el duelo de ayer. Foto: Segre

Un jugador del Lleida y otro del Calafell pelean por controlar una bola, durante el duelo de ayer. Foto: Segre

El Calafell sumó una derrota sin consecuencias en el último desplazamiento de la temporada en la OK Liga. Los del Baix Penedès, que no tenían nada en juego, cayeron por la mínima ante un Lleida que tuvo suficiente con el tanto de Necchi a poco de comenzar el partido para llevarse el triunfo. Tampoco los ilerdenses tenían aspiraciones en juego, de forma que fue un encuentro con poca historia, tensión y ocasiones entre dos equipos que ya tenían la permanencia asegurada. Esta vez ni siquiera una combinación de resultados podría haber dado acceso a los del Penedès a la próxima edición de la Copa de la CERS.

Tras unos primeros minutos de tanteo, el local Emanuel Necchi rompió el equilibrio al transformar una falta directa provocada por una tarjeta azul a Sergi Romeu. Sería el tanto que, a la postre, resultaría definitivo. De ahí hasta el final, los calafellenses lo intentaron pero fue en vano, porque estuvieron poco inspirados.

Más ahínco mostraron los visitantes en el segundo tiempo, cuando lo de Sergi Macià mejoraron notablemente su imagen y fueron en busca del gol del empate. Fueron minutos en los que el Calafell dominó a su rival pero igualmente no tuvo acierto ni lucidez en los metros finales. A pesar de los intentos y de la insistencia, no hubo forma de que el Calafell superara la meta de Lluís Tomàs. Por entonces, el Lleida había cedido la iniciativa y se dedicaba a intentar hacer daño al contragolpe. En los minutos finales, el meta visitante David Arellano aún tuvo que esforzarse para evitar el 2-0.

Al final, con ese 1-0 inamovible en el luminoso, los visitantes vieron rota su racha de tres victorias seguidas en Lleida en las últimas temporadas en la OK Liga.

El Calafell cerrará la temporada el próximo sábado, recibiendo en su casa al Alcoy, en un último partido que servirá para concluir un curso en el que los de Macià han estado a la altura y han cumplido con las expectativas.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También