Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Deportes

El Calafell remonta un 0-2 y empata en el minuto final

Los del Baix Penedès arrancaron mal pero reaccionaron ante un Sant Cugat que plantó cara pese a ser penúltimo de la OK Liga

Diari de Tarragona

Whatsapp
Una acción de un partido del Calafell de esta temporada. Foto: Alba Mariné

Una acción de un partido del Calafell de esta temporada. Foto: Alba Mariné

El Calafell logró un empate épico (3-3) en su partido contra el Sant Cugat, un mal menor, ya que se esperaba la victoria contra el penúltimo clasificado de esta OK Liga. Los del Baix Penedès se tuvieron que emplear a fondo: remontaron un 0-2 en contra y sólo lograron el 3-3 final a 30 segundos del final, en un desenlace agónico que permite, al menos, rescatar un punto. 

Los locales, que tenían que ganar para no complicarse la vida en la recta final del campeonato, se toparon con el empuje y la eficacia de un rival que, después de un inicio de tanteo, se adelantó en el minuto 10 por mediación de Pau Gilabert. El Calafell intentó buscar la reacción pero nada le salía en este inicio de partido, mientras que el Sant Cugat sacó partido de su inspiración para marcar un segundo gol, este obra de Joan Farnés, que pasado el cuarto de hora colocó el 0-2 y dejó el encuentro muy cuesta arriba para el Calafell. 

Los locales lo pasaban mal y veían cómo el partido se les iba de las manos. Aun así, lo intentaron con insistencia y encontraron el premio con un gol de Ángel Rodríguez a 17 segundos del descanso, un tanto de aquellos que se pueden considerar psicológicos y que daba esperanzas de culminar la remontada en la reanudación. 

El Calafell salió con más ímpetu en el segundo tiempo. El equipo había conseguido dejar atrás los titubeos y las inseguridades del primer tiempo. Fruto de esa inercia, llegó el empate, a cargo de Gerard Pujol (2-2). Los locales querían más y buscaron el gol del triunfo pero sin acierto, a pesar de los reiterados acercamientos a la meta rival. Sin embargo, el Sant Cugat, que por entonces había cedido la iniciativa en el juego, dio otro golpe de efecto. A falta de cuatro minutos, Joan Farnés marcó el 2-3 y volvía a poner por delante otra vez a los barceloneses. 

Pero entonces el Calafell se volvió a entregar a la heroica. A 30 segundos del final, Joan Vázquez, con portero jugador, marcó el 3-3 definitivo, hundió las esperanzas del Sant Cugat y salvó un punto en un partido extraño para el Calafell, en el que tuvo que arreglar a trompicones los despistes que había ido cometiendo durante el partido. Aun así, el empate conseguido, que deja tocado al Sant Cugat, es buen botín para los calafellenses, puesto que deja al equipo cuatro puntos por encima del descenso y en una relativa tranquilidad en la tabla de la máxima competición estatal de hockey. 

Temas

Comentarios