Deportes Hockey

El Calafell tumba al Lleida y va muy en serio

Sergio Miras fue clave en la victoria de los de Ferrán López con un doblete. Gabarró marcó el tanto de la victoria con una falta directa

JUANFRAN MORENO

Whatsapp
Alejandro Edo, portero del Calafell en pleno partido. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Alejandro Edo, portero del Calafell en pleno partido. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Este Calafell va muy en serio. Lo que nació siendo un proyecto ilusionante ya es una realidad capaz de tumbar a uno de los equipos más potentes de la OK Liga como es el Força Lleida. Fue en un partido tremendamente disputado en el que los de Ferrán López tuvieron la capacidad y la convicción de darle la vuelta al marcador hasta en dos ocasiones para terminar sumando su segundo triunfo consecutivo y dando un salto en la clasificación.

Las cosas no empezaron bien para unos calafellenses que vieron como el Lleida se adelantaba en el inicio del encuentro. El capitán Andreu Tomás marcaba para los ilerdenses y dejaba claro que tocaba choque de alto voltaje en el Joan Ortoll. No titubeó el Calafell que encajó con naturalidad el golpe, consciente de que su momento en el partido iba a llegar. Llegó con el gol de Sergio Miras en un penalti que ejecutaba de manera inteligente fuerte y al medio.

En pleno vuelo del Calafell, apareció Bruno Benedetto para enfriar el Joan Ortoll. Los de Ferrán López habían estado a punto de marcar en la jugada anterior, pero el jugador del conjunto ilerdense recogió la bola y disparó con violencia y logró superar a Xaus. Un jarro de agua fría para un Calafell al que solo Martí Serra había podido detener.

El conjunto calafellense salió en la segunda parte con ganas de comerse la pista y obrar la remontada. Sin nada que perder parecía que tenían los jugadores en su cabeza. De nuevo apareció Sergio Miras con una magnifica jugada individual que tras reverso le valía para empatar el encuentro. En ese instante el encuentro entró en un estado de locura en el que el Lleida vio hasta tres azules y el Calafell entendió que era su momento. Gabarró dispuso de dos faltas directas, la primera la erró, pero en la segunda estuvo certero y superó a un Martí Serra que no se lo puso nada sencillo. Los de Ferrán López se ponían por delante en el marcador por primera vez.

En el tramo final, el Lleida se lanzó a por el empate con más corazón que juego y el Calafell pudo sentenciar, pero se encontró de nuevo con un Martí Serrá que sujetó con vida a su equipo hasta el final. Eso sí, el Calafell venció y convenció y cada vez va a más. Felicidad en el Joan Ortoll.

Temas

Comentarios

Lea También