Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes El gran talento del filial

El ‘Chino’ Montero pide billete

El mediapunta de La Pobla suma cuatro goles en ocho jornadas 
y es una alternativa para la mermada zona ofensiva del Nàstic

Juanfran Moreno

Whatsapp
El ‘Chino’ Montero pide billete

El ‘Chino’ Montero pide billete

El pasado viernes en el Municipal de la Pobla el Nàstic preparaba su partido frente al Valencia Mestalla del sábado. En las gradas apenas había tres aficionados, los medios que seguían la sesión y un futbolista del filial que observaba con atención el entrenamiento. Era Sergio Montero, probablemente el futbolista más en forma de la Pobla y un jugador que son demasiados meses los que lleva pidiendo un billete para el primer equipo.

Hoy, el talentoso mediapunta entrenará con el primer equipo por primera vez en la temporada y Xavi Bartolo podrá testar en directo a uno de los futbolistas más prometedores del filial.

La semana pasada, en una entrevista concedida a Onda Cero Tarragona, el mediapunta expresó su resignación ante la situación en la que vive. Está disfrutando del fútbol en la Pobla de Mafumet, pero también es consciente de que la temporada pasada fue junto con Joel Marín el mejor jugador del filial y está campaña va camino de ser el más destacado del equipo.

A su compañero de aventuras en el filial, le llegó el premio en forma de contrato con el primer equipo. Es cierto que no ha contado con muchas oportunidades hasta el momento, pero ahí está. Montero debutó la temporada pasada en Segunda División ante el Lugo y evidenció su talento con un palo y una asistencia de gol. El de Ripollet andaba ilusionado y confiado en demostrar su talento con el primer equipo en pretemporada, pero la llamada no llegó tal y como relató Montero.

Lejos de hundirse, el ‘Chino’ se rebeló. En su segundo año en la Pobla, Montero se ha encontrado con un entrenador que desde un primer momento ha confiado en su talento. Albert Company le ha entregado las llaves del filial y el talentoso mediapunta se ha destapado como uno de los jugadores más diferenciales de Tercera División.

Con el ‘10’ y el brazalete de capitán, Montero se ha sentido líder y totalmente adaptado a la idea de juego asociativo y vertical en los metros finales propuesta por el técnico del conjunto poblense. Company estableció el 4-2-3-1 como sistema de partida con la intención de situar al ‘Chino’ en un ecosistema predilecto para su destape.

El tiempo ha confirmado que la decisión tomada por Company fue la más correcta. Porque todo apuntaba a que el filial iba a arroparse en el 4-3-3, pero lo ha hecho en un 4-2-3-1 con el estilo de juego asociativo y vertical sigue siendo un credo. Otra demostración más que los esquemas de juego son importantes, pero lo que prevalece es el modelo de juego.

Cuatro goles en cinco jornadas

El mediapunta de Ripollet ha explotado de manera todavía más evidente en las últimas jornadas. Su nivel siempre había sido notable durante los primeros partidos de temporada, pero lo cierto es que en las últimas fechas ha aparecido de manera más determinante.

Tanto lo ha hecho que ha sumado cuatro goles en cinco jornadas y se ha colocado como pichichi del filial y uno de los máximos artilleros del grupo V de Tercera División.

Los goles han sido producto de que vive más cerca del área y eso siempre es buena noticia para un jugador que destaca por su talento asociativo, pero también por su capacidad para llegar de segunda línea y para ver puerta. La temporada pasada consiguió ocho tantos en total y este año parece que anda decidido a superar este registro.

Los cuatro goles que ha anotado han sido en distintos contextos. El primero fue en boca de gol en un movimiento propio de un ‘9’, el segundo en un mano a mano en el que demostró su tranquilidad y madurez y por último y los dos últimos fueron desde el punto de penalti ante Peralada y San Cristóbal.

En estos momentos, Xavi Bartolo apena dispone de hombres ofensivos. Pedro Martín está lesionado del aductor, Jonathan Pereira está sancionado y Gerard Oliva todavía tiene para largo de su lesión en la rodilla.

Esto deja al técnico ilerdense con Romain Habran, que ya ha jugado como referencia, y Joel Marín, que la temporada pasada en la Pobla jugó como jugador más adelantado, como única dos alternativas.

En el 4-4-2 en el que se está arropando ahora el Nàstic, quizás ha llegado la hora del ‘Chino’ Montero. Si no acaba llegando, su contrato finaliza el 30 de junio de 2020 y ya hay varios conjuntos de Segunda B que andan atentos.

Temas

Comentarios

Lea También