Deportes Tenis

El Reus Monterols vibra con el mejor tenis nacional júnior

Tenis. Pablo Llamas en la disciplina masculina y Marta Custic en la femenina se proclamaron campeones

Alex Saltó

Whatsapp
Pablo Llamas, campeón de España junior. FOTO: Fabian Acidres

Pablo Llamas, campeón de España junior. FOTO: Fabian Acidres

No son tiempos fáciles para nadie. Los amantes del deporte no escapan a ellos, y ven prácticamente imposible disfrutar de su pasión en directo, a pocos metros de los protagonistas. Tampoco son días fáciles para Reus, que ha sufrido un grave rebrote de casos de coronavirus. Sin embargo, el tenis es uno de los pocos deportes en los que se puede llegar a presenciar en directo un partido. En el Club Tennis Reus Monterols, que cumple 50 años, se cerró una semana del mejor tenis junior del país, con la clausura del Campeonato de España. El presidente del club, Jordi Compte, reconoció que no había sido fácil a nivel organizativo llevar adelante el torneo. «Estamos en unas circunstancias complicadas en la ciudad, y nos hemos tenido que adaptar. Ha habido un cuadro con menos participantes y no ha existido la modalidad de dobles, pero podemos decir que la competición se ha desarrollado de forma excepcional». 

La jornada del sábado cerraba la competición con la guinda del pastel, la final femenina y la masculina. Una pequeña grada presidía la pista. Además, el público ocupaba también las sillas dispuestas alrededor de la pista, respetando las medidas de seguridad y el distanciamiento social. No faltaba quien aprovechaba para desayunar, matando dos pájaros de un tiro. En la terraza del bar, todas las sillas orientadas al partido, con multitud de ojos pendientes de qué ocurría en la tierra batida. 

En la final femenina, que arrancó a las 9:30h, doble presencia del tenis catalán, con representantes federadas en Barcelona, Marta Custic y Jessica Bouzas, dos tenistas que no habían perdido ni un set en todos los encuentros disputados. Alguna había de caer. Marta Custic se apoderó del partido de la misma manera que lo hizo el sol en la matinal de Reus, aplastante y dominante, solo con algunas apariciones de las nubes, que daban una tregua a los espectadores. De la misma manera, el tenis de Jessica Bouzas solo apareció durante el primer set en contadas ocasiones, cosa que cambió en la segunda manga. 

En la terraza del bar, con todas las sillas orientadas al partido, los aficionados, como no, aportaban su particular análisis al encuentro. «Marta está golpeando más fuerte, pero Bouzas es muy luchadora, nunca se rinde y lo devuelve todo». El sol siguió reinando en la capital del Baix Camp, pero Custic ya no lo hacía con tanta sobriedad en el Monterols de Reus. Las dos tenistas, que se conocen muy bien, dieron todo de sí, ofreciendo el mejor tenis de España a los que se habían acercado al club. El set tuvo que decidirse en el tie-break, y Marta Custic prevaleció para llevarse el partido y el campeonato estatal junior (6-2 7-6).

Marta Custic, campeona de disciplina femenina. FOTO: Fabian Acidres

La final masculina estuvo aún más apretada, con remontada incluida. Un primer set igualadísimo se cerró a favor del catalán Max Alcalà (7-5). Sin embargo, Pablo Llamas, que llegaba como cabeza de serie número uno, demostró su nivel levantándose del set perdido y ganando la segunda manga con claridad (2-6). El público celebró el poder disfrutar de un último set definitivo. Llamas mantuvo el nivel y completó la remontada con solvencia, repitiendo marcador (2-6) y alzándose como campeón de España junior. El público acabó aplaudiendo el esfuerzo y espectáculo que dieron ambos tenistas, al que les augura un gran futuro. 

Éxito organizativo

El presidente de la Federación Española de Tenis, Miguel Rey,  destacó la organización del Club Monterols para llevar a cabo la competición. «No es fácil, porque hay que cumplir amplios protocolos, pero los jugadores y entrenadores nos han dicho que están encantados con la organización del club, por la hospitalidad y el ambiente que ha habido». 

El presidente de la catalana de tenis, Jordi Tamayo, también se mostró más que satisfecho por el desenlace de la competición. «Organizar aquí torneos siempre acaba en éxito, cuentan con todo lo necesario. Esto demuestra que el tenis es un deporte practicable en estas circunstancias»

Miguel Rey quiso recordar el gran nivel que se vivió en el Club Monterols para. «Hemos tenido mucho nivel en la pista y fuera de ella. Tanto las dos chicas como los dos chicos que han llegado a la final son habituales de estas instancias de la competición y que están jugando habitualmente torneos internacionales». 

La jornada se cerró con la entrega de premios a los cuatro finalistas,cuatro promesas a las que está prohibido perderles el rastro.

Temas

Comentarios

Lea También