Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Estadi municipal de Reus amaneció con pintadas

‘Puta Reus’ era el mensaje firmado por ‘Hooligans Nàstic’ antes del partido

Marc Libiano

Whatsapp
Una de las paredes del Estadi municipal. FOTO:cedida

Una de las paredes del Estadi municipal. FOTO:cedida

El Estadi municipal de Reus amaneció ayer, en la previa del derbi, con pintadas en contra del club rojinegro.

Supuestamente, el acto vandálico se realizó durante la madrugada del sábado al domingo por individuos que se identificaron como ‘Hooligans Nàstic’ en una de esas mismas pintadas.

Las paredes del recinto del polígono Agro-Reus quedaron tintadas con mensajes como ‘Puta Reus’ ‘Redblacks covards’. El club rojinegro no se ha posicionado públicamente con respecto a este incidente, aunque por las redes sociales, los aficionados reusenses denunciaron los hechos.

Por otro lado, la sede de los veteranos del CF Reus, justo enfrente del Estadi, también quedó pintada con mensajes parecidos y con la misma firma identificativa

Todos esos hechos ocurrieron en la previa del derbi de ayer, del que, en principio, no se lamentó ningún incidente grave entre aficionados de los dos equipos, tal y como ocurrió en la temporada pasada. Las pintadas no alteraron tampoco la concordia.

Unos 350 reusenses se desplazaron a Tarragona para vivir el partido en directo y soñar con otra conquista en territorio rival. Su sueño se convirtió en realidad después del majestuoso gol de Vítor Silva en la recta final del partido.

La celebración con el equipo y sin él, en la espera para salir del estadio que la seguridad obliga, no contó ni con intercambio de objetos ni demasiados insultos con la hinchada del Nàstic, que se tomó la derrota con resignación. Tampoco el autocar del Reus sufrió daños durante su llegada y su salida del Nou Estadi.

Apoyo en la previa

Ya, durante la sesión de entrenamiento de la primera plantilla, el sábado, varios seguidores rojinegros se desplazaron hasta el Estadi para mostrar su apoyo al equipo justo antes del partido de Tarragona. Garai y sus jugadores saludaron a los fieles y les agradecieron ese detalle ante una fecha señalada.

También tras el pitido final de ayer, se dirigieron a ellos para agradecerles el apoyo incondicional durante los 90 minutos de juego y en el antes y en después.

Garai ha dado hoy día libre a sus jugadores antes de encarar una nueva semana de trabajo. El Reus volverá a jugar este próximo sábado en el Estadi municipal, cuando recibirá a un Oviedo enrachado de victorias.

El partido arrancará a partir de las 18.00 horas. El equipo volverá el martes a los entrenamientos para olvidar un derbi victorioso y centrarse en otra cita de máxima importancia. Con 29 puntos, el Reus aventaja en cinco al Barça B, el primer equipo que marca la zona de descenso directo.

Sorprendentemente los azulgranas vencieron ayer en Tenerife, algo que provocó la destitución del técnico chicharrero Martí. 

La mejor noticia del partido de ayer en Tarragona, en todo caso, fue la de no lamentar incidentes graves entre las dos aficiones, que convivieron con cierta normalidad.

El fútbol y la deportividad reinaron en un partido de máxima rivalidad entre los equipos de la provincia

El Reus, en estos dos años de coincidencia con el Nàstic en Segunda División, ha ganado tres de los cuatros derbis y ha empatado el otro.

Temas

Comentarios

Lea También