Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Estadi pide vértigo

El CF Reus quiere estrenar su casillero de victorias en casa ante un numancia necesitado de puntos

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
El Estadi pide vértigo

El Estadi pide vértigo

Jacoba Arrasate presenta a su Numancia en el Estadi inmerso en la incomodidad de un arranque irregular, sin éxitos en el bolsillo, aunque con el crédito que otorga el trayecto de un club ejemplo en los últimos 20 años. Resulta hasta curioso admirar a este Numancia, capaz de convivir en las mieles del fútbol profesional sin apenas tembleque, a pesar de no disfrutar de recursos excéntricos ni de una provincia, la soriana, abundante en habitantes. «Cuando en fútbol las cosas se hacen con sentido común suelen funcionar», añadía Natxo González en rueda de prensa. Y es que su rival de mañana por la tarde ha coqueteado con la Primera División con una frecuencia asombrosa. El sentido común, vamos. Vital en todos los ámbitos humanos. El Numancia ha humanizado el fútbol.

El Estadi se observará en el espejo de un enemigo de esos que desprenden simpatía. Cero sospechas ni animadversiones. Ni siquiera los dos empates como bagaje relajan a Natxo, que a menudo escapa del confort que otorgan las semanas de vino y rosas. Su Reus, en cambio, transita con cierta firmeza. Cinco puntos avalan una puesta en escena alentadora, pero existe una realidad eterna por delante. La Segunda División es una caja de sorpresas imprevisibles. Y el Numancia no anda para regalar nada. El míster del Reus avisa de su fortaleza en el balance defensivo. «Crecen a través de ello. Les está costando llegar al gol, pero son un equipo muy bien trabajado por Jacoba».

Vítor Silva, Haro y Chrisantus volverá a analizar a sus compañeros de viaje desde el cemento y la soledad intranquila de la grada. Las lesiones atacan más al aspecto psicológico que al físico, aunque hay cierto optimismo con ellos. «Vítor está cada vez mejor y esperamos que pronto pueda dejar atrás esa molestia en la rodilla y que pueda vivir tranquilo. Todos sabemos el fútbol que nos puede dar si vive tranquilo», presagió el entrenador, que ve por delante una difícil misión para elegir jugadores. Los menos habituales reivindicaron su lucha con una interesante aparición en Copa, a pesar de la derrota en Son Moix. «Bendito marrón poder elegir jugadores. El equipo se fortalece con la competencia», sentenció González.

Ni la eliminación copera ha traído excesivos dolores de cabeza por el Estadi, que vivirá su segundo sábado doméstico bajo el equilibrio extremo que transmite su equipo en el presente. El fútbol da excesivas vueltas. En un pis pas puede modificar estados de ánimo, pero este Reus parece haber trazado ya una hoja de ruta innegociable. Más allá de los resultados, que importan claro. Hay entusiasmo por el diseño del once. Hacia dónde mirará el míster, que suele guardar planes imprevistos, aunque siempre arropados en la lógica. A priori, los elegidos deben asemejarse en rostro a los que lucieron figura en Getafe, hace justo siete días, en una de las plazas más exigentes del campeonato.

Fuera cansancio

El esfuerzo extra en Mallorca no preocupa demasiado a Natxo, consciente de que maneja un plantel doblado en posiciones y que la gestión de esfuerzos se encuentra en un punto coherente. Septiembre todavía no echa en falta gasolina en las piernas, aunque el calor haga temblar a los actores. Los que visten de rojinegro anhelan estrenar sonrisas en el Estadi. Iniciar una relación idílica con el templo. Manejar números que asusten al exterior. A los ojos de sus hinchas. La gente que nunca les abandona.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También