Deportes Fútbol

El Godall, en constante equilibrio

El equipo, que se encuentra en la zona baja de Tercera Catalana, trata de amarrar la salvación pese a contar con limitados apoyos económicos

Gerard Virgili

Whatsapp
El Godall está peleando estas jornadas por la continuidad en Tercera Catalana. Foto: DT

El Godall está peleando estas jornadas por la continuidad en Tercera Catalana. Foto: DT

Las categorías regionales catalanas cuentan con varios equipos que deben hacer malabarismos con sus limitados recursos para mantener una dinámica competitiva y, al mismo tiempo, conservar la estabilidad económica que les permita seguir temporada tras temporada.

Una de estas entidades es el FC Godall, que luchará en esta recta final de campaña de Tercera Catalana para terminar fuera de los puestos de descenso. Para este conjunto, conseguir el balance entre estos dos pilares es vital, y los objetivos de cada año son siempre los mismos: contar con un club libre de deudas y permanecer en la categoría.

Ramon Brigat, presidente de la entidad ebrense, explica que no está siendo una temporada fácil, y que tuvieron que tomar una decisión para cambiar el rumbo del equipo con la competición ya en marcha: «Aunque arrancamos bien la liga, se empezaron a torcer las cosas y empezamos a perder partidos», cuenta el dirigente. «No había buena sintonía entre el entrenador que habíamos fichado en verano y los jugadores, y al final decidimos cambiar de míster para ver si mejoraba la situación».

Y pese a que la llegada del nuevo técnico no reavivó el rendimiento del equipo inmediatamente, el combinado ha ido progresando con el paso de las jornadas y está cosechando ahora resultados que pueden ser decisivos en su lucha por la permanencia: ha sumado diez puntos en los últimos cuatro enfrentamientos gracias a tres victorias y un empate que le alejan de las últimas posiciones de la clasificación.

El interés y la implicación del nuevo entrenador, Roberto Aviñó, son factores clave para entender los últimos resultados del conjunto ebrense. También lo son los cambios en la plantilla: «Hemos fichado recientemente a dos jugadores de Ulldecona para reforzar, y de momento han ayudado mucho a conseguir estos buenos resultados», afirma Ramon Brigat. «También ha sido muy importante la recuperación de nuestro delantero Gerard Balada, que ha vuelto de una lesión y se nota tenerlo de vuelta».

Los puntos obtenidos en estas últimas jornadas permiten al FC Godall respirar más tranquilo. Ahora la brecha con la zona de descenso ya alcanza los trece puntos, por lo que parece asegurada la permanencia: «Si no hacen compensaciones y finalmente solo descienden el último y el penúltimo, creo que mantendremos la categoría», cuenta Brigat.

«Siempre son importantes los enfrentamientos directos, y nos hará falta ganar frente a Masdenverge y Sant Jaume, que es donde ambos equipos necesitaremos sumar». Además, Ramon Brigat añade el peligro de perder la categoría por el cual es tan necesario mantenerla: «Somos un equipo pequeño de un pueblo pequeño, y prácticamente no tenemos jugadores de casa», explica el dirigente ebrense.

«Si bajáramos, es posible que el club llegara a desaparecer después de setenta años. Cuarta no tiene el aliciente que tiene Tercera, y nos sería complicado como entidad conseguir a jugadores implicados tras descender». El principal problema para el club, que parece ya salvado del descenso, es la escasez de recursos con la que tiene que lidiar cada temporada: son pocas las contribuciones que recibe, y llegan en gran medida por parte del ayuntamiento, de los socios y de entidades locales.

Ramon Brigat lamenta que no se trabaje desde la FCF para que los equipos pequeños no sufran como lo están haciendo: «No tenemos ayudas prácticamente, y la Federació Catalana de Futbol no da el apoyo necesario a los conjuntos humildes como nosotros», afirma el presidente. «Es algo que muchos clubes pensamos, y algunos ya han desaparecido precisamente porque su situación económica no les permitía seguir».

Temas

Comentarios