Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes A por todas

El Handbol Amposta tiene una vuelta entera para salvarse

El equipo de la capital del Montsià está en zona de descenso, pero afronta con optimismo el segundo tramo de la liga
Whatsapp
En la imagen Alba Simón, jugadora del Handbol Amposta-Lagrama.. FOTO: cedida

En la imagen Alba Simón, jugadora del Handbol Amposta-Lagrama.. FOTO: cedida

El Handbol Amposta-Lagrama está viviendo una temporada complicada. Tras acabar la primera vuelta del campeonato liguero se encuentra situado en la penúltima posición de la tabla de clasificación con sólo 6 puntos sumados en los trece encuentros disputados hasta la fecha. El bloque de la capital del Montsià está situado en puestos de descenso (bajan los dos últimos), pero confía en poder revertir la situación en la segunda parte de la competición.

El presidente de la entidad ebrense, Javier Simón, apunta que «nuestra trayectoria no ha sido la deseada, pero hemos tenido una serie de condicionantes que han influido negativamente». El máximo mandatario del Handbol Amposta sigue diciendo que «se produjeron cambios en el equipo con las bajas de jugadoras importantes y la llegada de otras, algo que requiere un lógico periodo de adaptación. Además, contamos con juveniles que tienen que ir adquiriendo experiencia poco a poco. Muchas de las derrotas que hemos sufrido han sido por pocos goles de diferencia y hemos plantado cara a grandes equipos, pero en momentos puntuales nos han asaltado las dudas, los nervios, el miedo a perder y eso nos ha pasado factura». 

Según explica Simón, «también han sido un gran contratiempo las lesiones de larga duración. Hasta el momento no hemos podido disponer de Gemma Gálvez y Georgina Vila, que esperamos que se reincorporen al equipo en enero, ni de Laia Uliaque, que podría volver a estar con nosotros un poco más tarde que sus compañeras. Esto nos permitirá hacer más rotaciones». 

De cara a la segunda parte del campeonato, Simón es «optimista, porque pienso que el equipo estará más conjuntado, las jóvenes tendrán más experiencia y recuperaremos a las jugadoras con problemas físicos». 

A pesar de todo, saben que cumplir el reto de salvarse no será fácil porque «la liga es más competitiva que el año pasado. Todos los equipos se han reforzado mucho y eso se nota».

Este fin de semana, el Handbol Amposta visitará al Morvedre (líder con 25 puntos) en el último partido del año antes de las vacaciones navideñas, y en enero volverá a la competición recibiendo a La Salud de Tenerife (cuarto con 16 puntos), antes de ir al pabellón del Mislata (segundo con 19 puntos), jugar en casa frente a Oar Gràcia (octavo con 14 puntos) y Mataró (décimo con 10 puntos), y visitar a l’Associació Lleidatana (duodécima con 6 puntos), en unas confrontaciones que pueden ser cruciales para el futuro de las ampostinas. Simón afirma que «en los partidos que disputaremos ante los equipos de arriba intentaremos sacar algo positivo, y después vendrán los de nuestra liga, donde no podemos fallar si queremos conseguir la permanencia en una categoría en la que ya llevamos varios años, después de realizar tremendos esfuerzos». 

Temas

Comentarios

Lea También