Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

El Heliodoro, coliseo de un Tenerife con perfume a Primera

El campo del conjunto tinerfeño aún no ha lamentado ninguna derrota de su equipo esta temporada, en que tiene el punto de mira fijado en volver a la máxima categoría del fútbol estatal

Iñaki Delaurens

Whatsapp
Imagen de los jugadores del Tenerife celebrando un tanto esta temporada en el Heliodoro Rodríguez. Foto: La Opinión de Tenerife

Imagen de los jugadores del Tenerife celebrando un tanto esta temporada en el Heliodoro Rodríguez. Foto: La Opinión de Tenerife

El estadio del Tenerife fue inaugurado en 1925 bajo en el nombre de Stadium. En 1950 se aprueba ponerle el nombre del que fuera presidente del club Heliodoro Rodríguez. A lo largo de su historia ha vivido diferentes reformas y noches mágicas como partidos internacionales o aquellas famosas ligas de Tenerife que el Barcelona de Cruyff venció in extremis a principios de los años noventa.

Con esa historia que acompaña al feudo tinerfeño, el conjunto de José Luis Martí ha logrado erigir un fortín. Nadie ha sido capaz esta temporada de llevarse los tres puntos del Heliodoro. No es fruto de la casualidad, el cuadro canario, asentado en puestos de play off tiene fijado el punto de mira en la Primera División.

Tras 29 jornadas, los canarios sólo han perdido en cinco ocasiones –ninguna en casa–, las mismas que el Girona. Pero la suma de 13 empates, demasiados para luchar por el ascenso directo, le han alejado del segundo puesto.

En cualquier caso, los números que más sorprenden del Tenerife los gesta en su casa. En sus 15 confrontaciones como local ha ganado en ocho ocasiones y empatado en siete. Forma parte de ese club selecto junto a Girona y Levante que presumen de ser imbatidos en sus estadios. 31 de sus 46 puntos se han sumado en Tenerife. Un escenario poco propicio para visitantes en horas bajas.

La trayectoria del Tenerife ha sido ascendente esta temporada. Después de celebrar sólo tres victorias en las catorce primeras jornadas, empezó a coleccionar triunfos con continuidad sobre todo en casa. De luchar por la permanencia en el primer tramo del campeonato, un cambio de dinámica le convierte en firme candidato al play off.

Entre las filas tinerfeñas destacan jugadores de la talla de Vitolo, Suso Santana, Dani Hernández, Carlos Ruiz o Aaron Ñíguez, hombres con experiencia en el fútbol profesional. Pero sin duda una de las sorpresas del actual Tenerife es Amath, una joven promesa senegalesa con una velocidad endiablada que destruye a las defensas rivales. Un descubrimiento de esta temporada que ya suma nueve goles y será la principal amenaza para la zaga reusense.

No es el mejor momento para que el Reus visite el Heliodoro (domingo, 17h). Tras ocho jornadas sin ganar, los chicos de Natxo González empiezan a hacer números con los rivales de abajo en las cuentas por la salvación. Un aspecto que parecía preocupar poco hasta hace varias jornadas.

El único antecedente que existe de un Tenerife-Reus se vivió hace 35 años, la campaña 1982/83 de Segunda B. En la primera vuelta de aquel curso, los rojinegros no pudieron con los entonces dirigidos por José Ramón Fuertes. Los cuatro tantos locales de aquella fecha fueron anotados por Chalo y Lasaosa, con dos cada una. Aquella recordada campaña concluiría con el ascenso del equipo tinerfeño a Segunda División.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También