Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Deportes FÚTBOL

El Kaiser Jesús Olmo, renovado

El central del CF Reus amplía de forma automática por un año su contrato con el equipo rojinegro al completar los 25 partidos que tenía por objetivos

Marc Libiano Pijoan

Whatsapp
Jesús Olmo celebra la victoria del Reus en el Nou Estadi. Foto: Alba Mariné

Jesús Olmo celebra la victoria del Reus en el Nou Estadi. Foto: Alba Mariné

El Reus se ha asegurado contar con los servicios de uno de sus jugadores franquicia. Jesús Olmo (Barcelona, 1985) ha cumplido el objetivo que tenía por partidos en su contrato para ampliar la vinculación por una temporada más. En concreto acumula 25 partidos esta temporada en Segunda División, la cifra clave. La cumplió en Tarragona, en un día señalado con fluorescente en el calendario. El derbi impulsó al Reus, consolidó el sensacional estado de forma del central y además le renovó el contrato. Fue un domingo perfecto. Para el Reus y para Olmo, uno de los cuatro capitanes de la plantilla. Con voz y voto en el vestuario.

El papel de Olmo en el estreno rojinegro en el fútbol de plata no ha modificado un rasgo su estatus. Se ha mantenido en el once con firmeza, acumula méritos con prestaciones diferenciales. Central posicional, inteligente, de enorme capacidad para leer el juego y delicadeza para sacar el balón con pureza. Un futbolista casi en peligro de extinción, que ha logrado esquivar los problemas físicos con frecuencia en Reus, donde disfruta de una segunda juventud en el verde.

Jesús es de esos tipos que ha dado un salto de calidad con la nueva categoría, una de las razones que explican el por qué el Reus se encuentra tan cerca del objetivo, a pesar de llevar la etiqueta de novato. En todo caso, el defensa no desconoce la Segunda División, donde ya brilló con el Sabadell de Lluís Carreras, justo antes de sufrir una lesión grave en el tendón de Aquiles. La renovación automática quita preocupaciones en el club. El rendimiento deportivo del futbolista ha esquivado todas las sospechas. Es más, ha asombrado por su coherencia.

La confianza del míster

Desde que firmó por el Reus, en verano de 2014, ha disfrutado de la confianza infinita de Natxo González, que ha vestido sus ideales con la pieza de Olmo siempre en el cuaderno de elegidos. 66 partidos adornaron el tránsito en Segunda B durante dos cursos. En el segundo llegó el premio. La perseverancia y el creer en el trabajo trajeron un ascenso soñado en la ciudad. Olmo cumplía además, en mayo de 2016, un reto personal que se había marcado tras la trágica lesión que le mantuvo casi dos años alejado de su pasión. Regresaba al fútbol profesional para reivindicar su lucha, también para quedarse.

Con el Reus roza ya el desafío de la permanencia. 45 puntos y una inyección de autoestima espectacular tras la conquista del Nou Estadi invitan a pensar en que la frontera de los 50 se halla en un horizonte cercano. Con Olmo en plan mariscal. Después de superar una lesión de rodilla, el central ha recuperado un nivel altísimo que ya enseñó en la inauguración del curso. Completa 25 actuaciones firmes y puede alcanzar los 30 en un tramo final de campeonato atractivo, tanto a nivel personal como colectivo.

El Estadi mira con ojos brillantes las lecciones de finura de su Kaiser. Pocos guardianes acarician el balón y le dan sentido al juego como Olmo, un defensor con pies de centrocampista. Reus le disfrutará una temporada más, motivo suficiente para celebrar y degustar paladar fino. La exigencia se la pone él mismo cada mañana, en cada sesión de trabajo, cada domingo de actuación. No olvida que muchos le quisieron enterrar antes de lo aconsejable.

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También