Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Mare Molas busca pabellón donde jugar

Tras desvincularse del Col·legi Maria Rosa Molas, el club reusense se ha quedado sin instalaciones y pide apoyo municipal
Whatsapp
El actual equipo del Mare Molas que ha logrado la permanencia en Tercera División. Foto: Cedida

El actual equipo del Mare Molas que ha logrado la permanencia en Tercera División. Foto: Cedida

En apenas cinco años de vida, el Mare Molas Reus CFS de fútbol sala ha pasado de vivir la cara más alegre del deporte a la más amarga. Tras cuatro ascensos consecutivos en cuatro años, desde 2010 a 2014, esta temporada el equipo sénior ha mantenido la categoría en Tercera División, la cuarta categoría estatal, finalizando el curso en la decimosegunda plaza. Pero los problemas no están en el ámbito deportivo.

El club se ha desvinculado del Col·legi Maria Rosa Molas de Reus recientemente, por el amplio crecimiento de la entidad deportiva, y a partir de esta separación no dispone de instalaciones donde entrenar, ni disputar sus encuentros. Esta carencia no sólo afecta al primer equipo, sino que golpea a toda la escuela, con cerca de cincuenta niños distribuidos en plantillas de alevín, infantil, cadete y juvenil.

 

Solicita ayuda al consistorio

Según el presidente del Mare Molas CFS, Jacint Salvadó, ha habido contacto con el Ajuntament de Reus, tanto con el alcalde como con varios regidores, para utilizar instalaciones del municipio de manera gratuita. A parte, el Mare Molas también ha pedido apoyo al consistorio para ayudar a costear su actividad deportiva, que en el primer equipo asciende a aproximadamente 4.000 euros sólo para arrancar; es decir, la inscripción del equipo y las fichas de los jugadores, sin contar con desplazamientos, arbitrajes o retribución de la plantilla.

Salvadó ha apuntado que «con el tema de las elecciones municipales todo se ha ralentizado un poco, no sabemos cuál será la decisión final y tenemos que preparar el presupuesto de la temporada que viene. Pero estamos a disposición del Ayuntamiento».

El Mare Molas es la única escuela de fútbol sala desde temprana edad de Reus, y su presidente remarca su papel importante en este aspecto: «El fútbol se le mima mucho, pero al fútbol sala no. Y eso que hay muchos niños que lo practican».

«Además hay varios clubs deportivos de Reus que utilizan las instalaciones del municipio y no pagan. También necesitamos el apoyo de nuestra ciudad y esperamos que quieran apostar fuerte por nosotros», explica Salvadó; y asimismo añade que «si nos ayudaran, podríamos hacer un equipo femenino e incluso un sénior B».

Pese a la delicada situación en la que se encuentra el Mare Molas, la gente del club tiene ganas de seguir adelante y asentar el proyecto, ya que según su presidente: «Hemos demostrado que valemos y que los técnicos que tenemos son buenísimos. Así que esperamos que nos ayuden para poder seguir muchos años más».

Temas

  • DEPORTES

Comentarios

Lea También