Más de Deportes

Deportes Fútbol

El Nàstic aprueba el verano con nota

Los de Agné han completado una pretemporada con más luces que sombras

Juanfran Moreno

Whatsapp
Los jugadores del Nàstic celebran un gol conseguido ante el Girona. FOTO: FABIAN ACIDRES

Los jugadores del Nàstic celebran un gol conseguido ante el Girona. FOTO: FABIAN ACIDRES

Se acabó la pretemporada para el Nàstic de Raül Agné. La victoria frente al Olot puso el punto y final a una preparación que comenzó la segunda semana de julio. Muchos días y semanas de entrenamientos en los que plantilla ha sumado esfuerzos para conocerse con celeridad e interiorizar todos los cambios que suponen la llegada de un nuevo entrenador. El tiempo ha jugado a favor de los granas que han vivido una pretemporada tranquila en la que se ha podido trabajar con calma y se han jugado hasta siete amistosos de distinto nivel, pero todos han permitido comenzar a vislumbrar las posibles virtudes y defectos del equipo tarraconense.

Buen bagaje de resultados

Es una evidencia que el estío permite encarar la temporada con optimismo tanto al equipo como a los aficionados. Se han visto cosas muy buenas de los de Raül Agné y encima los resultados han acompañado, aunque esto no sea tan importante. Cinco victorias, dos derrotas y un empate es el buen bagaje que han completado los granas este verano.

Hay gol

Uno de los aspectos más positivos que hay que destacar de los granas es que su potencial ofensivo ha quedado fuera de dudas. Hay gol y hay jugadores talentosos que permiten llegar a él con facilidad. Se ha jugado contra rivales de mayor y menor categoría, pero ante casi todos se ha sacado el colmillo a relucir. Solo el primer equipo y el filial del FC Barcelona y el Valencia Mestalla han salido sin goles en contra.

Tranquiliza también el hecho de que los que apuntan a ser referentes ofensivos del equipo han visto puerta en varias ocasiones durante este verano (Édgar Hernández, Pedro Martín y Pablo Fernández)

Dominio del balón parado

Los goles del Nàstic han llegado en juego, pero también mediante un balón parado en que los granas parece que quieren seguir destacando como la pasada temporada. La plantilla cuenta con buenos lanzadores, Javier Bonilla por encima del resto, pero también con jugadores muy potentes en el juego aéreo como Pablo Fernández, Aythami Artiles, Alex Quintanilla o Javier Ribelles, entre otros.

Los ejemplos de que el juego de estrategia funcionan son evidentes. Ante el Olot, el último gol de la pretemporada llegó en una falta botada por Bonilla que peinó Ribelles y que culminó Aythami. Frente al Girona, los dos goles de la remontada llegaron en dos córners.

Competencia extrema

Este Nàstic cuenta con un fondo de armario mayor al de la campaña pasado. Los resultados marcarán si es una plantilla superior o inferior en cuanto a talento, pero existen pocas sospechas de que al menos en cantidad es un plantel con más variantes. Nadie tiene el puesto asegurado y todos los jugadores saben que tienen un plan B detrás suyo que aprieta. Entrar en el once será una quimera.

Variantes defensivas

Hay algo que gusta y mucho de este Nàstic y es que ha demostrado ser capaz de interpretar con firmeza las distintas exigencias defensivas que puede exigir un rival o un partido. El conjunto grana lo mismo ha sido capaz de defender con presión alta frente al Girona y bordarlo, que de replegarse y defender en bloque bajo con fiabilidad frente al Barça B. Los mejores equipos son los que son capaces de dominar diferentes registros y este Nàstic está demostrando que quiere hacerlo.

En los últimos tres partidos frente a Barça B, La Cava y Olot ha conseguido dejar la portería a cero, algo que ayudará a llegar con plena confianza al equipo a nivel defensivo de cara al estreno liguero del próximo domingo frente al Atlético Sanluqueño.

Temas

Comentarios

Lea También