El Nàstic quiere ceder a Pol Ballesteros

El objetivo es que tenga minutos y poder liberar una ficha para la llegada de algún fichaje

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Pol Ballesteros en un partido de pretemporada ante el Levante B. FOTO: NÀSTIC

Pol Ballesteros en un partido de pretemporada ante el Levante B. FOTO: NÀSTIC

La necesidad de fichar para elevar el nivel de la plantilla va a provocar que haya salidas, ya que no hay fichas libres. El Diari ya anunciaba en su edición de este martes que el club grana tenía en mente reforzar como mínimo la parte ofensiva y el centro del campo con la llegada de un delantero y un mediocentro. Juan Camilo Becerra, delantero de la Ponferradina cedido por el Espanyol, es el gran deseo de la secretaria técnica. Así pues, como mínimo se deberán liberar dos fichas de jugadores y el Nàstic ya le ha comunicado a Pol Ballesteros que será una de las salidas en forma de cesión.

El conjunto grana la renovó el pasado verano por tres temporadas en una clara apuesta por el extremo de Vilassar. Con Toni Seligrat había sido un jugar que lo comenzó bordando en el rol de revulsivo, pero ni así logró tener la confianza de un técnico valenciano que nunca le dio los minutos que se ganó en el verde. 

Pese a ser uno de los jugadores más diferenciales de la plantilla tuvo que conformarse con ser una solución desde el banquillo y con el paso de la temporada menguaron incluso sus oportunidades desde el banco.

Tenía muchas ganas

Este año era ilusionante para el extremo grana, ya que iniciaba un nuevo curso con un nuevo entrenador en el banquillo como era Raül Agné. Sin embargo, la realidad es que tampoco ha tenido las oportunidades que esperaba. De hecho, todavía ha tenido menos minutos que con Toni Seligrat. Este curso acumula solo cuatro partidos en Primera RFEF en los que ha sumado 76 minutos sobre el verde sin llegar a ser titular en ninguno de ellos. 

La falta de confianza de su técnico y una lesión en los isquiotibiales que le tuvo unas cuantas semanas lejos de los terrenos de juego han sido los detonantes de una situación insostenible para un jugador talentoso y que necesita volver a disfrutar de la confianza y de minutos prolongados para volver a lucir todo ese potencial que tiene. 

Ahora será el turno para elegir un destino que le asegure esos minutos que le han faltado en el Nàstic en las dos últimas temporadas. Pretendientes no le van a faltar a un jugador desequilibrante y que ya ha demostrado que puede ser un futbolista diferencial si tiene la confianza y un ecosistema de juego que contribuya a exprimir su potencial.

Temas

Comentarios

Lea También