Más de Deportes

El Nàstic se arropa en el balón parado

Cinco de los últimos seis goles granas han llegado en jugadas de estrategia

JUANFRAN MORENO MARCELO

Whatsapp
Los jugadores del Nàstic celebran el empate conseguido en la agonía frente al Villarreal B con el tanto de Suárez. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los jugadores del Nàstic celebran el empate conseguido en la agonía frente al Villarreal B con el tanto de Suárez. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

No existen sospechas de que el Nàstic es uno de los mejores equipos a balón parado de la categoría. Las acciones a balón parado, conocidas como ABP entre el cuerpo técnico y los protagonistas del cuero, están dándole muchos puntos al conjunto tarraconense durante toda la temporada. Como no podía ser de otra manera también durante las últimas semanas en las que el equipo de Toni Seligrat está especialmente certero desde esta faceta del juego.

El secreto para hacer tanto daño a los rivales mediante el ABP es sencillo: grandes lanzadores, grandes rematadores y un trabajo milimétrico detrás para confeccionar jugadas estrategias que sorprendan al rival. En el Nàstic el encargado de estudiar y diseñar los libres directos es Manolo Oliva, entrenador de porteros, que también está demostrando tener una mente creativa.

Lo que plantea está saliendo normalmente a las maravillas y eso también es gracias a que los granas tienen consumados lanzadores como Javi Bonilla, Francesc Fullana o Carlos Albarrán. No solo dispone de buenos ejecutadores, sino que también de grandes rematadores que amenazan en el juego aéreo, aunque curiosamente los goles a balón parado están llegando más en las segundas jugadas, en la que los jugadores grana están siendo especialmente pillos a la hora de leer los rechaces.

Los datos refuerzan esta capacidad mortífera del Nàstic en el ABP y basta ver que en los últimos seis partidos han marcado seis goles y cinco de ellos han llegado mediante este contexto. Cuatro goles han llegado en el córner o en la jugada que lo precedía y una diana, la de Pedro Martín ante el Villarreal B, lo hizo en una falta frontal que el delantero malagueño aprovechó para adelantarse en el marcador.

La lectura positiva es evidente y es que el Nàstic es temible en esta faceta del juego. La suerte del balón parado, así le llaman algunos, no existe. El trabajo y la calidad de los especialistas que tiene el conjunto grana son los dos argumentos que explican este dominio absoluto y creciente de los tarraconense de este aspecto del juego que tan trascendental suele ser y más en partidos tremendamente igualados como los que esperan en esta segunda fase.

Sin embargo, también hay una lectura algo más negativa o realista y es que si cinco de los seis goles del Nàstic han llegado mediante el ABP eso también explica que algo está fallando en el juego para que se dependa tanto del balón parado a la hora de hacer daño. Solo un gol no ha llegado mediante la estrategia, el conseguido por Fran Carbia frente al Espanyol B.

Los números respaldan un bajón en el juego ofensivo de un Nàstic que está mucho menos fluido en campo contrario que en otras fases de la temporada. Le cuesta construir y mover el balón con fluidez y ante el Villarreal B fue evidente. El conjunto grana no logró filtrar pases y costó encontrar grietas a la fase defensiva grogueta.

Se nota la baja de Brugui

No es casualidad que este menor ritmo de circulación y mordiente en juego corrido haya coincidido con la ausencia de Brugui sobre el verde. Toni Seligrat ya recalcó que era el jugador más diferencial del equipo tras el encuentro del pasado domingo y no andaba para nada errado en sus declaraciones.

El gerundense no solo es el máximo goleador junto a Carbia, sino que también es el que marca diferencias en los metros finales. Ve pasillos que otros no ven, hace movimientos sin balón que rompen a la defensa contraria y sobre todo aglutina rivales entorno a su órbita que le permiten al Nàstic encontrar más huecos en el repliegue rival. Por suerte su regreso llegará la próxima jornada frente al Alcoyano.

El Nàstic está tapando su bajón en fase ofensiva mediante las acciones a balón parado. Un recurso que le está dando puntos y alivio en partidos tan trabados como los que ha hecho en las últimas semanas. El objetivo es claro: seguir tan punzantes en el ABP y recuperar mayor fluidez en el juego con balón.

Temas

Comentarios

Lea También