El Nàstic, sin margen de error

Una derrota grana en Cornellà podría precipitar el adiós de Raül Agné y acercaría a los tarraconenses a la parte baja de la tabla

Juanfran Moreno

Whatsapp
El Nàstic visita hoy Cornellà en busca del primer triunfo como visitante.

El Nàstic visita hoy Cornellà en busca del primer triunfo como visitante.

Es la primera final de la temporada para el Nàstic y llega en diciembre. Suena abrupto, pero es que es así. No hay que huir de medias tintas. El conjunto grana acumula una racha muy negativa de resultados que ha desembocado que hoy hayan más que tres puntos en juego. Una derrota unida a otra mala imagen como visitante podría significar el final de Raül Agné en el banquillo grana. El técnico de Mequinenza es consciente de ello, aunque se ve preparado para darle la vuelta a la situación, tal y como dejó claro en la rueda de prensa previa de este pasado viernes. Eso sí, tantos años en los banquillos le han servido para saber que en el fútbol, guste o no, mandan los resultados. Cornellà hoy vive una dicotomía: el final de una era o el inicio de un punto de inflexión.

El reto es mayúsculo y lo cierto es que el Nàstic parece preparado para ello. Ganar sería matar dos pájaros de un tiro, o mejor dicho, tres. El conjunto grana cortaría una mala racha de resultados en liga con cuatro partidos sin ganar; conseguiría la primera victoria como visitante de la temporada, y frenaría al menos de manera momentánea ese run run que existe sobre la figura de su entrenador. Lo cierto es que es una de las victorias más anheladas por todo lo que supondría. En todo caso, nadie duda que no será nada fácil. Existen pocos escenarios más complicados, exigentes y genuinos que el de Cornellà.

Para ese fútbol vertical que se suele dibujar en los partidos que se disputan en el Municipal de Cornellà hay que acudir con un equipo ordenado, intenso y que no titube. El esquema es importante, pero por encima de ello está el ser ganador en las disputas y ser tremendamente efectivo en las áreas. Por ni hablar de que los fallos individuales que han aparecido en las últimas semanas tanto en fase ofensiva como defensiva no pueden ni hacer sombra por Cornellà. Allí si se perdona, se paga.

Dudas tácticas

Para intentar arropar al equipo una estabilidad emocional y táctica, Raül Agné cuenta con diversas variantes. No sé sabe bien a ciencia cierta cual utilizará. Un hecho que permite al Nàstic jugar al despiste. El Cornellà no sabe bien, bien que conjunto grana se encontrará, aunque sí que es consciente que tendrá enfrente un rival con jugador físicos, experimentas y conscientes de que hay en juego algo más que un simple triunfo.

El 4-4-2 tradicional, el 4-4-2 en rombo y el 4-3-3 han sido los tres esquemas tácticos sobre los que ha arropado Agné a su Nàstic a lo largo de la temporada. Con el primer suele buscar un equipo más vertical y que saque rédito de las transiciones, mientras que con los otros dos dibujos suele apostar por un mayor control del juego con pelota. Por las características del campo y del rival, todo apunta a que el esquema utilizado será el primero. No obstante, hay otras posibilidades como salir con una defensa de tres, aunque esto es algo que todavía no se ha producido durante la temporada.

Temas

Comentarios

Lea También