Más de Deportes

El ‘Non-Stop Arrela’t a la vida’ recauda 4.300 euros

Los beneficios de la travesía solidaria irán destinados íntegramente a la investigación del cáncer de mama del proyecto Emma

John Bugarin

Whatsapp
El ‘Non-Stop Arrela’t a la vida’ recauda 4.300 euros

El ‘Non-Stop Arrela’t a la vida’ recauda 4.300 euros

Roquetes se vistió de gala el 26 de junio para recibir a los cinco corredores que completaron el ‘Non-Stop Arrela’t a la Vida’. Una travesía solidaria que comenzó en el Cabo de Finisterre, en Galicia, y que acabó en el pueblo tarraconense, la casa del ultrafondista Albert Giné. Él, junto al salouense Marc Fernández y 3 corredores más, organizaron este reto para contribuir a la investigación del cáncer de mama que se lleva a cabo a través del proyecto Emma.

El 14 de junio iniciaron el recorrido, que se dividió en trece etapas. Encararon el Camino de Santiago del Norte para llegar a Comillas y desde allí fueron a Fontibre, donde nace el río Ebro. En ese punto, cogieron el GR 99 hasta Mora d’Ebre, el que sería el inicio del fin del trayecto. Sus siguientes paradas fueron Tivissa y Vandellòs, donde fueron recibidos por familiares y amigos. Marc Fernández explica que «fue una llegada muy emotiva, en Vandellòs el que me conocen muy bien y es un pueblo donde he anclado el tema de las carreras». La 13ª y última etapa de la travesía fueron dos caminatas, la primera de Vandellòs a Almadrava y la segunda de Amposta a Roquetes. Los corredores sintieron el calor de las personas que decidieron acompañarlos en este último tramo. «Se unió mucha gente de les Terres de l’Ebre y el recibimiento fue muy bonito con los parlamentos», comenta el organizador de la travesía.

En total, fueron 1.650 kilómetros recorridos en solamente 13 días. Unos 40-50 km a pie por la mañana y otros 100 en bicicleta por la tarde, así hasta completar un reto que no cualquiera puede firmar. Pese a lo duro que supone un esfuerzo de esta magnitud, Fernández destaca que «la experiencia fue muy enriquecedora. Éramos 5 amigos que hicimos el recorrido y las sensaciones fueron muy buenas, nuestro hobbie es la montaña y el mundo de la bici». El compañerismo estuvo muy presente entre los corredores, que sabían que esta vez no se trataba de hacerlo en el menor tiempo posible, sino que había que ir día a día y haciéndolo todos juntos.

En total se recaudaron unos 4.300 euros para la investigación del cáncer de mama del grupo de investigación en patología oncológica y bioinformática de la Gerencia Territorial de las Terres de l’Ebre de l’Institut Català de la Salut en el Hospital de Tortosa Verge de la Cinta. A parte, se consiguieron casi 1.200 kilos de alimentos para el Banco de Alimentos. “El cáncer de mama es algo que nos toca muy de cerca y de una manera u otra nos vimos muy implicados en el proyecto. Lo único que queríamos era dar visibilidad al proyecto Emma y, a la vez, demostrar que personas amateurs y corredores populares podemos llegar a hacer gestas tan importantes como esta”, explica el salouense.

Por lo visto, Marc Fernández no se conforma con esto y ya está preparando ‘The Longest Night’, una nueva carrera solidaria que presentará un formato novedoso en el que primará la resistencia a nivel físico y mental. La inscripción será de 5 euros y todo lo que se recaude irá destinado de manera íntegra al Proyecto Emma.

Temas

Comentarios

Lea También