Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

El Nàstic añora a Xavi Molina en la retaguardia

Perone y Suzuki están sufriendo en exceso en la zaga de los granas

Juanfran Moreno

Whatsapp
Ni Perone ni Suzuki están logrando hacer olvidar a Xavi Molina en la retaguardia.

Ni Perone ni Suzuki están logrando hacer olvidar a Xavi Molina en la retaguardia.

Las lesiones en la medular han obligado a Rodri a resituar a Xavi Molina en el centro del campo, justo en el momento de la temporada en el que más seguridad estaba aportando el de la Canonja a la zaga grana. A nivel personal, el capitán ha rendido a un nivel excelso en la sala de maquinas, pero la retaguardia del Nàstic lo ha echado en falta de manera evidente.

Bruno Perone y Daisuke Suzuki han sido la pareja de centrales por la que ha apostado Rodri en las últimas jornadas. El brasileño y el japonés son, a priori, dos futbolistas con una serie de características que les hacen ser perfectamente mezclables. La realidad, sin embargo, es que el Nàstic está siendo un equipo con muchas lagunas a nivel defensivo. Suzuki y Perone están teniendo serios problemas para contener las ofensivas de los rivales.

En su primer partido en la era Rodri como pareja de centrales titular del conjunto grana, el Nàstic se llevó los tres puntos frente al Sevilla Atlético en el Nou Estadi. Sin embargo, los hispalenses dispusieron de múltiples ocasiones de gol durante los 90 minutos. Las grietas en la retaguardia grana fueron constantes y solo Dimitrievski evitó un desencanto con el resultado final de aquel encuentro.

En el penúltimo encuentro del Nàstic, los granas cayeron por dos a cero en la visita a la Cultural Leonesa. La dinamita de los leonenses en la punta del ataque volvió locos a Suzuki y Perone, quienes tuvieron que lidiar con una de las tesituras más complicadas para cualquier pareja de centrales. Tuvieron que achicar agua de manera constante, el repliegue intensivo al que estuvo sometido el Nàstic durante todo el partido no ayudó a mejorar sus sensaciones.

En el pasado choque, el Nàstic recibía al Huesca, el líder de la categoría. Los granas cayeron por dos a uno frente a los oscenses. Por su parte, Suzuki y Perone tuvieron que sufrir en directo las travesuras del Cucho Hernández, el futbolista más desequilibrante de la categoría. Con balón superó marcas gracias a su conducción y regate, mientras que sin él, estuvo incesante a la hora de lanzar desmarques a la espalda de la zaga grana.

Seis jornadas encajando

No obstante, sería injusto responsabilizar solo a Suzuki y Perone de la fragilidad defensiva del Nàstic. Esta faceta del juego implica desde el delantero hasta el portero. Los once futbolistas que están sobre el terreno de juego son responsables de ello. Los granas deben mejorar sus registros defensivos. De hecho, llevan desde la jornada 13 en la victoria frente al Valladolid sin dejar la portería a cero. La mejora de resultados en un futuro inmediato pasa en parte por elevar el nivel defensivo. Probablemente, ya con Xavi Molina de regreso a la zaga grana. 

Temas

Comentarios

Lea También