El Nàstic apuesta por la Copa Federación

El club grana tiene pensado participar en la competición federativa. Si llegara a semifinales tendría un billete para jugar la Copa del Rey

JAUME APARICIO LÓPEZ

Whatsapp
Fran Carbia en un partido el pasado sábado frente al Espanyol B. foto: alba mariné

Fran Carbia en un partido el pasado sábado frente al Espanyol B. foto: alba mariné

El Nàstic no quiere perderse la Copa del Rey 2020. El club grana no está clasificado tras su mala temporada pasada (solo los siete mejores de cada grupo de Segunda B tienen plaza), pero ha visto un camino excepcional para conseguir el objetivo de encadenar 17 ediciones seguidas del torneo del KO: la Copa Federación (RFEF). Se trata de una competición también por eliminatorias, cuyos participantes proceden de los clubes de Segunda B y Tercera División que no han conseguido clasificarse para la Copa del Rey. Como este año el Nàstic. Además de tratarse de un torneo con un premio en metálico (unos 90.000 euros para el ganador), los cuatro semifinalistas tienen garantizado estar en la primera ronda de la próxima edición de la Copa del Rey. Un premio que el club grana quiere conseguir a toda costa.

Por eso, la directiva tarraconense ha decidido participar en la Copa RFEF. El Nàstic tenía derecho deportivo a ello. Excluídos los siete equipos que acceden al torneo del KO, los tres mejores clasificados de cada grupo de Segunda B recibe una invitación para participar en la versión modesta de la Copa del Rey. En el caso del grupo 3, Ebro, Llagostera y el propio Nàstic son los tres clubes que acudirán. El resto de equipos de Segunda B con derecho a jugar esta competición a través de su clasificación por la temporada pasada son Langreo, Racing Ferrol, Melilla, Salamanca UDS, Barakaldo, Leioa, Real Murcia (campeón de la edición del 2019), UCAM Murcia, Villarrubia, Las Rozas y Recreativo de Huelva. Estos últimos por mejor puntuación de los descartados. A ellos se les sumarán 18 equipos procedentes de una fase autonómica. En total, 32 conjuntos jugarán por el trofeo.

Cómo se desarrolla la competición está clara en cuanto a la fase estatal. Se harán cuatro cuadros de ocho equipos según criterios de proximidad geográfica. Ebro, Nàstic y Llagostera compartirán el mismo cuadro junto con cinco conjuntos que saldrán de esa fase inicial. Se jugarán tres eliminatorias (a partido único) y el ganador accederá a las semifinales del torneo, con el billete para la Copa del Rey ya en la mano.

Fase autonómica

Lo que no está tan claro es la fase autonómica, a cargo de las federaciones territoriales. Cada una ha establecido el criterio para definir al club que accederá a la fase estatal. Algunas comunidades ya han iniciado e incluso acabado esta fase. Es el caso de Asturias, Extremadura, Euskadi, Castilla y León, Aragón, La Rioja, Galicia, Castilla y La Mancha o la Comunidad Valenciana. Así, el Ejea será el representante de Aragón y, por proximidad, con muchos números de entrar en la misma parte del cuadro que el Nàstic. De la misma manera, el conjunto grana deberá estar pendiente del triangular que protagonizarán esta tarde-noche en Gandía el Alzira, Villajoyosa y el Intercity, porque el vencedor también estará en la fase estatal de la Copa RFEF.

Todavía se desconoce el formato de competición de la fase catalana. La Federació Catalana de Futbol (FCF) está trabajando a contrarreloj ya que debe tener definidos sus equipos clasificados antes del 10 de octubre, que es cuando comienza la primera eliminatoria fase estatal. La segunda ase jugará el 22 de octubre y siete días más tarde, el 29 de octubre, la tercera. Mientras que las semifinales se jugarían el 19 de noviembre y la final el 2 de diciembre.

El Nàstic está pendiente la fecha del sorteo para conocer a su primer rival y primer partido oficial de la temporada, ya que la liga de Segunda B no comienza hasta el 18 de octubre.

La participación del conjunto grana en la Copa RFEF obligaría a suspender el amistoso previsto contra el Teruel el 10 de octubre en el Campo Municipal La Pinilla.

Temas

Comentarios

Lea También